El Ayuntamiento de Madrid cuenta con una gran tradición en el desarrollo de planes y redes de intervención relacionados con los cuidados, principalmente de carácter social y de promoción de la salud, pero también relacionados con el medio ambiente, el deporte, el urbanismo o la seguridad. Desde la experiencia se ha demostrado que cuando se articulan espacios transversales y se trabaja en red entre áreas de gobierno, juntas de distrito y colectivos de la sociedad civil, se construye una confianza mutua que genera sinergias e iniciativas innovadoras.

De ahí el proyecto “Madrid Ciudad de los Cuidados”, que agrupa y organiza distintas labores municipales. El pasado 2 de marzo se constituyó un Equipo de Planificación Transversal para llevarlo a cabo. En él participan técnicos de todas las áreas de gobierno municipales y representantes de partidos políticos de la oposición, junto con asesoras externas y representantes de vecindarios. Se está trabajando ya para ampliar la presencia de otros agentes del tercer sector no lucrativo y ciudadanía en general en el proyecto.

Una de las primeras tareas que tendrá este equipo será construir el Mapa de los Cuidados en la Ciudad de Madrid, una herramienta de análisis que va a permitir la optimización de servicios y líneas de trabajo municipales de dos maneras: evitando solapamientos y duplicidades y, cuando se considere pertinente, generando nuevos recursos; siempre bajo los principios de la interdisciplinariedad de los equipos de trabajo, la transversalidad de las acciones a desarrollar y la eficiencia en los recursos económicos necesarios. Se trata de sumar, multiplicar y crear. El mapa estará listo antes del verano.

Para explicar mejor este gran proyecto, que afectará a todas las áreas y a todos los distritos municipales, respondemos a varias preguntas:

– ¿Qué son los cuidados?

Los cuidados son todas aquellas acciones que sostienen a diario la vida de las personas. Tienen que ver con la satisfacción de las necesidades cotidianas y permiten garantizar las condiciones de vida digna. Estas necesidades son atendidas mayoritariamente en los hogares, en el entorno más cercano a las personas y en las instituciones. Resultan imprescindibles para que pueda existir actividad productiva. En su mayor parte se resuelven fuera de los mercados empresariales, pero estos no podrían existir sin que nadie las realizase.

El Ayuntamiento quiere enfocar toda la política municipal desde la perspectiva de los cuidados. Se trata de situar las condiciones de vida de la gente como prioridad al diseñar las políticas públicas. Los cuidados, imprescindibles para que la vida cotidiana se reproduzca, son fundamentales para construir una ciudad para todos y todas. Afectan a las políticas, en un sentido amplio e integral: el aire, las personas mayores, la infancia, la construcción, la movilidad, la participación, etc. La administración quiere ser corresponsable e impulsar una política madrileña diseñada para cuidar de todo: de la vida cotidiana de sus habitantes y todos los factores que la hacen posible.

– ¿Por qué lo llamamos “cuidados” y no servicios sociales, por ejemplo?

Aunque tradicionalmente los espacios de cuidados han estado más circunscritos a los organismos públicos dedicados a la salud o al trabajo social, entendemos que cuidamos −o podemos cuidar− desde todas las áreas: planificando espacios urbanos amigables para peatones, fomentando la participación y la autonomía ciudadana, promoviendo una ciudad más limpia o con más facilidades para utilizar la bici, apoyando proyectos sostenibles de economía social y cooperativa, programando eventos culturales más accesibles… y un largo etcétera de enfoques para políticas que tienen que ver con movilidad, medio ambiente, cultura, salud pública y, en definitiva, todos los servicios municipales. No es una cuestión que ataña exclusivamente a la población en riesgo de exclusión social, que también, sino a la población en su conjunto. Es un enfoque más ambicioso que el de los servicios sociales.

Cartel Madrid sí cuida
Cartel de la campaña “Madrid sí cuida”, que forma parte del proyecto “Madrid Ciudad de los Cuidados”

– ¿Qué presupuesto tiene?

El Ayuntamiento de Madrid tiene ya muchos recursos en marcha al servicio de cuidar a su población. Por el momento no hay un presupuesto específico para Madrid Ciudad de los Cuidados, de lo que se trata ahora es de hacer un mapa de recursos para asegurarnos de que no hay duplicidades y maximizar su eficacia. El mapa servirá para hacer un diagnóstico que oriente la ampliación de estos recursos y, en un futuro, la puesta en marcha de proyectos con dotación presupuestaria propia.

– ¿Qué medidas concretas incluye el Plan?

El plan arranca con dos líneas paralelas: la realización de un Mapa de los Cuidados de Madrid y la constitución de grupos de trabajo en cada Área de Gobierno, incluyendo la de Coordinación Territorial y de Asociaciones y con ella cada Junta Municipal de Distrito, que sean los promotores de las líneas que se vayan generando. Ya se han identificado ámbitos y  un ejemplo concreto, se iniciará un proyecto piloto en mayo para estudiar y paliar la soledad de las personas mayores en Madrid, que ahora mismo está en fase de diseño.

– ¿Qué cambia respecto a lo que ya venían haciendo las áreas, organismos y empresas municipales implicadas?

Cambia el modelo de coordinación, que pasa a ser participado; cambia la óptica desde la que se van a arrancar proyectos y programas en la ciudad, mucho más integral y que pondrá a las personas en el centro de las políticas públicas: su opinión, sus cargas de trabajo, sus necesidades cotidianas. Eso se trabaja desde todos los ámbitos del Ayuntamiento, en complicidad con la sociedad organizada y la ciudadanía en general. Hasta ahora el tratamiento es parcializado y en términos exclusivamente de servicio o asistencialistas; se trata de promover la ética de los cuidados de manera transversal, trabajando en red con la sociedad civil.

– ¿Qué es el Mapa de los Cuidados?

Con el Mapa de los Cuidados se pretende identificar el conjunto de cuidados que se vienen prestando en Madrid desde una perspectiva global e integrada. Va a permitir evitar la duplicación de esfuerzos tanto presupuestarios como humanos, identificar los aspectos no cubiertos con los recursos actuales y qué territorios precisarían de mayor cuidado por parte del Ayuntamiento, qué alianzas existen ya con el tejido social y con otras administraciones también, etc. No es una mera base de datos, porque pone en relación la información que ya tenemos en el Ayuntamiento. El mapa permitirá visualizar el Ayuntamiento al completo y aplicar una brújula de cuidados para navegarlo. En nuestro camino hacia un Madrid para todos y todas será fundamental tener una buena herramienta para evaluar las políticas municipales y poder rediseñarlas para mejorar su impacto.