El plan Memoria de los Barrios invita a los madrileños a que aportemos nuestra pequeña historia a la memoria colectiva enviando fotografías y documentos