Pasear por el Madrid más icónico, ese que no falta en los folletos turísticos ni en los trayectos de cualquier visitante,  es seguir la huella de un palermitano, arquitecto e ingeniero militar, de cuyo nacimiento se cumplen este año tres siglos: Francesco Sabatini. A él le debemos la finalización de las obras del Palacio Real, la Real Casa de la Aduana o uno de los mayores hitos de la ciudad, la Puerta de Alcalá. Son solo unos ejemplos. El Ayuntamiento se ha sumado a este Año Sabatini, incluyendo de entrada tres nuevas visitas guiadas dentro de Pasea Madrid, el programa de  recorridos guiados gratuitos que desarrolla el Área de Cultura, Turismo y Deporte.