¿Cómo hacer moda sostenible para que esta industria deje de ser la segunda más contaminante del planeta?

¿Se puede proveer de energía renovable de forma intensiva y aumentar al mismo tiempo y de forma significativa la eficiencia energética?

¿Cómo podemos determinar nuestra huella de carbono en función del medio de transporte que elijamos para llegar a un destino?

Son preguntas a las que, a lo largo de las dos semanas de la Cumbre del Clima, han respondido con ejemplos algunos de los emprendedores alojados en La Nave.

La Nave se ha sumado a Madrid Green Capital con una programación monográfica sobre cambio climático para debatir, aprender y demostrar cómo la acción climática ha de imprimir su huella en el ADN de cada nueva empresa. Tanto firmas que ya han terminado su proceso de aceleración como startups actualmente alojadas han organizado talleres, conferencias y compartido experiencias para visibilizar que el futuro del planeta atañe a todos.

 

 

Durante estas dos semanas, Greemko, compañía dedicada a la innovación tecnológica al servicio del medio ambiente, ha enseñado a calcular la huella de carbono de los asistentes a las actividades en función del medio de transporte elegido y los kilómetros recorridos para llegar hasta La Nave. La decisión de cómo nos movemos ayuda a reducir esa huella. Por eso LetMePark, startup que ha formado parte del primer programa de aceleración, ha reunido en el taller Movilidad Corporativa Sostenible, a los profesionales de empresas referentes del sector como Naturgy, Europcar, Securitas Direct o Mercedes Benz.

 

De la moda a los aerogeneradores domésticos

Sepiia ha demostrado que la moda –la segunda industria más contaminante del planeta- no es incompatible con la sostenibilidad. Su proyecto de ropa sostenible es un buen ejemplo. Gracias a él impulsa la industria local, disminuye las emisiones de CO2 ocasionadas por el transporte y reduce el impacto ambiental, al usar materiales circulares -100 % reciclables o 100 % reciclados- para que las prendas tengan una segunda vida. Además, al no mancharse ni arrugarse, se reduce un 70% los lavados y también el consumo de energía que supone el planchado.

 

 

HybritherN, especialista en el desarrollo de tecnologías y servicios innovadores para llevar la Industria 4.0 a las empresas, ha mostrado cómo la tecnología puede proveer energía renovable de forma intensiva, aumentando un 40% la eficiencia energética en procesos industriales y un 60% en los entornos domésticos y públicos. Juan Romeo, uno de los emprendedores de la comunidad de La Nave, explicó su Smart Aerogenerador, un aerogenerador vertical de uso doméstico que, por el diseño de sus álabes, tiene una eficiencia superior a la de los comercializados actualmente.

#Acción por el clima ha adentrado a los participantes en los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la mano de ICATALIST, compañía que capacita ambientalmente a otros negocios mediante servicios focalizados en la adaptación al cambio climático.

Son solo algunos de los casos expuestos en estas dos semanas que están sirviendo para conocer ese hervidero de ideas del que saldrán soluciones eficaces para lograr un futuro más habitable.