Hace dos meses, el Área de Políticas de Género y Diversidad del Ayuntamiento de Madrid presentaba la campaña “Barrios por los buenos tratos” y anunciaba el futuro envío de una carta a los hogares de madrileños y madrileñas. El sobre, destinado a 1,3 millones de hogares madrileños, incluye un listado de los recursos y un colgador, con la invitación de lucirlo en las puertas de esas viviendas para hacer saber a todos los vecinos y vecinas el compromiso con la lucha contra las violencias machistas.

La campaña surge a raíz de las recomendaciones del informe final que elaboró el Comité de Crisis municipal creado tras el asesinato de nuestra vecina Susana Galindo (el primero de los comités que se forman cada vez que hay un asesinato machista en Madrid). En él se indicaba lo importante que es que el entorno reaccione cuando se producen situaciones de violencias machistas. Es uno de los ejes clave para poder poner en marcha los mecanismos de detección y atención a tiempo. Hay dos factores que dificultan la implicación del entorno: en ocasiones la violencia se sigue considerando un asunto privado, en el que los vecinos no deben que involucrarse; y, cuando no es así, no se tiene muy claro qué hay que hacer o qué pasos dar. Por eso este envío, que avisa a los vecinos y vecinas de Madrid de que el Ayuntamiento provee recursos especializados ante situaciones de violencia machista: acompañamiento jurídico, psicológico, socio-laboral y alojamiento de emergencia. Todos los detalles están en la web .

Un aspecto destacable es que la carta está firmada, además de por la concejala del Área, Celia Mayer, por los portavoces de todos los grupos políticos que conforman en Pleno Municipal (José Luis Martínez Almeida, del PP; Rita Maestre, de AM; Puri Causapié, del PSOE, y Begoña Villacís, de Cs). Ese es el mensaje de unidad frente a las violencias machistas que queremos mostrar con esta campaña, al que también pueden sumarse todas las personas que deciden poner el colgador en su puerta o en cualquier lugar visible en el exterior de su vivienda.

La campaña está siendo enviada por fases a todos los barrios y va a llegar a un total de 1,3 millones de hogares madrileños. Además, se están distribuyendo carteles y folletos para comercios y locales de acceso público. A continuación, solo una muestra de las muchas imágenes que hemos recibido en redes sociales. Desde el Ayuntamiento de Madrid agradecemos a todas las personas que están participando, porque para acabar con las violencias machistas y apoyar a todas las víctimas es necesario contar con la complicidad de toda la ciudadanía.