Madrid es una ciudad que se define y se conoce como abierta, hospitalaria e inclusiva. Una cualidad de esta ciudad en la que los madrileños y madrileñas pueden también reconocerse y por la que sienten especial orgullo.

La campaña institucional del Ayuntamiento de Madrid para el Orgullo Mundial debía trascender la autocomplacencia para darle un sentido completo: en el que el tópico de “la ciudad que no te pregunta de dónde vienes” consiste realmente en una ciudad que da visibilidad, que defiende los derechos y la diversidad de los diferentes colectivos que la componen, que promueve la igualdad y disfruta de la libertad porque, de otra manera, no sería Madrid.

Son precisamente la libertad, los derechos, la igualdad y la diversidad de lo que podemos sentir orgullo como ciudad. Por tanto sobre esa base se definió finalmente el trabajo.
Como vehículo para transmitir este mensaje de forma sencilla, notoria y elocuente se emplearon como soporte los grandes formatos de los que dispone el Ayuntamiento para sus campañas de exterior y se utilizó la tipografía Lÿno; diseñada por Radim Pesko y Karl Nawrot entre 2009 y 2012 y que, en realidad, está formada por cuatro estilos que se han mezclado libremente a la hora de diseñar los mensajes y a los que se ha inyectado con los colores de la bandera diseñada por Gilbert Baker.

Hemos tratado de que el medio sea también el mensaje porque, como dice el creador de la tipografía utilizada, sus caracteres “negocian las libertades digitales de su producción a través de lúdicas tipologías de forma. Son abiertos y diversos, y su espíritu es este: resistir las tendencias normativas y rechazar la idea de la forma definitiva”.

El diseño gráfico de la campaña ha estado a cargo de Koln Studio.

La campaña se completó con estas cuatro cuñas de radio:

 

Por último, queríamos que se supiera hasta en París que Madrid es esta ciudad diversa y libre, así que les solicitamos, con la ayuda de la agencia Kitchen, que nos cediera el título de “Ciudad del Amor” con un vídeo.