El carnaval madrileño ya tiene su postre: la sardina de chocolate. A iniciativa del Ayuntamiento, con la colaboración de la Asociación de Cocineros y Reposteros de Madrid (ACYRE), el pasado 6 de febrero arrancó el concurso para crear el postre oficial de esta celebración  inspirándose en el tradicional entierro de este pescado que pone fin al carnaval. David Cristóbal ha sido el ganador del premio que ha entregado Manuela Carmena, quien ha agradecido a los finalistas su esfuerzo y la creatividad que han volcado en la elaboración del dulce que identificarán desde hoy todas las ciudadanas y ciudadanos como el postre oficial del Carnaval de Madrid.

La idea partió el año pasado de Manuela Carmena que planteó la posibilidad de crear un dulce para los carnavales, como ya existen postres típicos para Navidad, Semana Santa y San Isidro, ya que los postres son el elemento que quizás más destaca cada época del año junto a sus fiestas.

Platea Madrid, el centro gastronómico más grande de Europa, ha acogido la final del concurso en el que los finalistas han presentado sus creaciones ante el jurado, del que ha formado parte Marta Higueras, primera teniente de alcalde y delegada de Equidad, Derechos Sociales y Empleo. El resto de los miembros han sido chefs y profesionales de la pastelería de la Asociación de Cocineros y Reposteros de Madrid (ACYRE), quienes han hecho una cata de las sardinas finalistas para determinar el nombre del ganador.

Los miembros del jurado han sido Sacha Hormaechea, chef y propietario del restaurante Sacha (presidente del jurado), Ricardo Velez, chef y propietario de Moulin Chocolat, Pedro Garcia Coy, jefe de pastelería de La Duquesita y actual campeón de repostería de Madrid, Montserrat Abellá, jefa de pastelería del restaurante Santceloni, María José Almendros, jefa de pastelería del restaurante La Cabra, y Fran Segura, chef de chocolate de Chocolab.

La alcaldesa de Madrid ha hecho entrega de la chaquetilla de ACYRE a cada uno de los miembros del jurado antes de la cata de los postres.

Finalistas

La periodista Concha Crespo, conductora del evento, ha presentado a los finalistas y estos han explicado a los asistentes sus postres antes de la degustación por parte del jurado.

Los finalistas han sido Begoña Gardel, repostera del Hotel Miguel Ángel by Bluebay, David Cristóbal Sánchez, de la pastelería Cercadillo, Irene Aguirre, jefa de cocina y chef ejecutivo del Real Café Bernabéu, Rebeca Hernández, propietaria y chef del restaurante La Berenjena, y Justo Almendrote, maestro pastelero.

Los participantes tenían que elaborar un postre con forma de sardina, ser comestible por completo, tener como ingrediente principal el chocolate y medir entre 8 y 12 centímetros. El jurado ha tenido que valorar el sabor, la presentación y la originalidad con un máximo de 40 puntos.

Antes de conocer el nombre de la persona ganadora se ha entregado la Insignia de Plata a Luis Pacheco, presidente de la Confederación de Comercio Especializado de Madrid (COCEM) por su labor y trayectoria.

Las recetas presentadas podrán ser utilizadas por el Ayuntamiento de Madrid, ACYRE Madrid y Aplus Field Marketing para su posterior uso o divulgación, haciendo mención del nombre de sus autores.

La mejor receta

David Cristóbal, artesano de la pastelería Cercadillo, se ha alzado con el premio a la mejor receta de la sardina de chocolate. Estudió en la Escuela Superior de Hostelería de Madrid, donde obtuvo el título de Técnico Auxiliar en Pastelería y Panadería. Su formación continuó en la Escuela de Pastelería de Madrid y cuenta con certificados de perfeccionamiento en repostería, bombonería, panadería, caramelo y figura artística de la mano del maestro pastelero Justo Joaquín Almendrote.

Cristóbal ha participado en numerosos certámenes y ha recibido varios galardones, entre ellos el segundo puesto en el XXI Certamen Gastronómico de la Comunidad de Madrid. Actualmente colabora como Maestro Pastelero de la Escuela Gastronómica “A Punto”, un nuevo proyecto que consiste en acercar la pastelería artesana al consumidor./