El real decreto ley del Gobierno publicado este domingo que ordena el cese de los servicios esenciales con el fin de reducir la movilidad de la población para luchar contra el coronavirus ha hecho que se paralicen de forma temporal todas las obras que la Empresa Municipal de la Vivienda (EMVS) está realizando actualmente en la capital. La medida estará en vigor hasta el 9 de abril y afecta a una veintena de obras de construcción y de rehabilitación, la mayoría nuevas promociones de vivienda pública en alquiler. Mientras dure esta paralización temporal, la seguridad de las obras y del material de las mismas está garantizada por las empresas constructoras.

El concejal delegado del Área de Vivienda, Álvaro González, ha subrayado que “el Ayuntamiento llevaba tiempo reclamando al Gobierno central que paralizara las obras de construcción para evitar concentraciones de trabajadores y ayudar a combatir la propagación del virus COVID-19, además de mandar un mensaje unívoco de que tenemos que quedarnos en casa”, a la vez que ha señalado que se trata de “una paralización temporal y las obras pueden recuperar el tiempo perdido”.

González ha recordado que el Ayuntamiento ha tomado en las últimas semanas numerosas medidas para luchar contra esta crisis sanitaria y para ayudar a paliar las consecuencias económicas que está produciendo esta pandemia, especialmente en los colectivos más vulnerables. Entre ellas, establecer una moratoria del pago de la renta del alquiler en los pisos de la Empresa Municipal de Vivienda y Suelo.

En total, serán cerca de 6.000 familias las beneficiadas por esta moratoria que establece la no remisión de los recibos correspondientes al mes de abril a todos los inquilinos, ni el recibo del alquiler ni los gastos de comunidad.

Posteriormente, y según la evolución de la pandemia, no se descarta ampliar esta moratoria o, si fuera necesario, realizar un plan de contingencia para estudiar caso por caso la situación de las familias que viven en uno de los pisos de la EMVS y dar las facilidades que fueran necesarias para el pago.

El Ayuntamiento, a través de la EMVS, también ha decidido no llevar a cabo lanzamiento alguno hasta, al menos, el próximo 30 de junio, incluidos todos los que estaban actualmente pendientes por vía judicial./