El Invernadero de Arganzuela ha sido el escenario elegido para la entrega de los premios de la II edición del Certamen Literario Benito Pérez Galdós que este año ha recaído en Alicia Rojas Rodríguez por Tristán Olmedo, en la categoría de relato corto nacional y como premio para empadronados en Arganzuela, para El hombre del chándal gris, de Ainoa Polo Sánchez. Ciclo de la palabra, de Juan Ortiz Irache, ha sido la única obra galardonada en poesía.

 

Una velada literaria en la que se dieron cita escritores consagrados como Luis Alberto de Cuenca, Juan Manuel de Prada y Jorge de Arco y creadores noveles como los premiados, junto a libreros que representan al sector en el distrito.

En palabras de la concejala de Arganzuela, Cayetana Hernández de la Riva, “estos premios son un orgullo por el nombre que llevan: el de Benito Pérez Galdós, tal vez el mejor novelista español de todos los tiempos después de Cervantes. El éxito de este certamen, que creamos con toda la responsabilidad, convicción e ilusión posibles, demuestra que la cultura está siendo para muchos, en estos tiempos de incertidumbre, tristeza y confusión, un gran refugio, una evasión, el retorno a la conciencia, a la imaginación y a la mirada nueva de hombres y mujeres”.

Con estos galardones se busca reconocer y ponen en valor el talento literario del distrito, especialmente el de creadores afincados en él. Un total de 433 obras se han presentado a esta segunda edición del concurso literario que continúa con sus dos modalidades de relato corto y poesía.

Cada modalidad cuenta con dos premios: el denominado Benito Pérez Galdós, destinado a cualquier persona mayor de edad, residente en España y dotado con 2.000 euros y un accésit para autores empadronados en Arganzuela, con 1.000 euros de premio. /