La Junta de Gobierno ha autorizado el nuevo convenio de los centros de día infantiles para el apoyo a la conciliación de las familias que incluye un incremento económico del 20 % para la apertura de tres nuevos centros en los distritos de Tetuán y Centro y en la Cañada Real. El Área de Familias, Igualdad y Bienestar Social, dirigida por Pepe Aniorte, renueva su colaboración con Cruz Roja Española con una aportación de 2,7 millones de euros para el desarrollo de este programa que cuenta en total con 3,7 millones de euros para el funcionamiento de 30 centros en 2021. Así lo ha anunciado este jueves la portavoz municipal, Inmaculada Sanz, en la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno.

Imagen de archivo

Los centros de día infantiles son un recurso de carácter socioeducativo puesto en marcha desde el área social del Ayuntamiento de Madrid mediante un convenio de subvención con Cruz Roja y están destinados a apoyar la conciliación y evitar los riesgos que la ausencia prolongada de los padres y tutores pueden ocasionar en los niños.

Este programa, ubicado en centros educativos y de servicios sociales, realiza actividades de refuerzo y apoyo escolar con niños de 3 a 12 años para fomentar la igualdad de oportunidades, así como talleres de habilidades sociales, desarrollo personal y social, educación para la salud, animación a la lectura o salidas de carácter lúdico-educativo. Además, cuenta con un servicio de merienda y traslados al centro de día.

Los centros de día infantiles atienden a una media de 40 niños en horario de 16:00 h a 20:00 h, de lunes a viernes, para apoyar en la conciliación de las familias al tiempo que realizan una labor de detección de riesgos y de situaciones de vulnerabilidad. De esta forma, el nuevo convenio para el desarrollo del servicio oferta este año 1.200 plazas atendidas por alrededor de 100 profesionales y 600 voluntarios que apoyan en los traslados y actividades.

Durante el año 2020, los centros de día atendieron a 919 familias, de las cuales el 57 % eran monoparentales y otro 30 % se correspondía con familias nucleares. Entre los riesgos detectados, destaca que el 46 % de los niños mostraba dificultades en la gestión emocional y el 42 % de los progenitores necesitaba apoyo en sus habilidades parentales. /

Inmaculada Sanz, portavoz municipal