El Ayuntamiento de Madrid, sus organismos autónomos y empresas municipales registraron en 2020 un volumen de licitación en la contratación de 2.028 millones de euros, un crecimiento superior al 26,5 % con respecto a 2019. Asimismo, el número de contratos se redujo un 27,7 %, pasando de los 14.615 a 10.556, principalmente como consecuencia de la reducción del número de contratos menores y de los basados en acuerdos marco.

Unos datos, que esta mañana la delegada de Hacienda y Personal, Engracia Hidalgo, ha dado a conocer en el Pleno durante su intervención para dar cuenta de la Memoria de Registros de Contratos presentada este mes en la Comisión Permanente de Vigilancia de Contratación, donde además del equipo de Gobierno municipal, están presente todos los grupos de la oposición.

De acuerdo con los datos inscritos en el Registro, el incremento del gasto en contratación pública se ha concentrado de forma destacada en los contratos de servicios sociales, seguridad y emergencias y en mejora de la digitalización.

La distribución de la contratación se corresponde en un 87,4 %, 1.772 millones de euros, con la contratación de las áreas, distritos y organismos autónomos del Ayuntamiento para un total de 6.528 contratos y un importe medio por contrato de 271.506 euros. Además, un 8,2 % del gasto, 165 millones de euros, lo realizaron las sociedades del sector público municipal para un total de 3.360 contratos y un importe medio por contrato de 49.274 euros. El 4,5 % del gasto, alrededor de 90 millones de euros, corresponde a la Empresa Municipal de Transportes (EMT), para un total de 668 contratos.

El número de contratos menores descendió respecto al ejercicio anterior. Frente a los 8.752 de 2019, el pasado año se redujeron hasta los 6.130, con un volumen de contratación de 38,9 millones de euros frente a los 47,2 de 2019. Unas estadísticas que representan el 1,7% del total del gasto, la cifra más baja de toda la serie histórica y por primera vez por debajo del 2% del gasto en contratación.

Además, el importe de los contratos reservados a centros especiales de empleo y empresas de inserción de iniciativa social formalizados durante el año 2020 alcanzó los 16,1 millones de euros, más que duplicando los datos de 2019 en los que el importe fue de 7,4 millones.

La contratación del Ayuntamiento de Madrid y sus organismos autónomos

Asimismo, la distribución del gasto por expedientes de contratación del Ayuntamiento de Madrid y sus organismos autónomos, sin contabilizar los de las empresas municipales, muestra importantes cambios con respecto a la tendencia de los años precedentes. El gasto total en los contratos por procedimiento abierto, negociado y de emergencia duplicó el gasto de cualquiera de las tres anualidades precedentes (2017-2019), en las que no superó los 600 millones de euros, mientras en 2020 se incrementó hasta los 1.250 millones de euros. Además, el número de contratos pasó de 935 en 2019 a 1.052 en 2020.

Al igual que en años anteriores, el contrato de servicios fue el más utilizado en 2020, con un total de 598, un 57 % del total y casi el 78 % del gasto. El procedimiento negociado sin publicidad se utilizó en 29 contratos frente a los 27 de 2019, con un importe del gasto mucho menor, 2,8 millones de euros frente a los más de 15 en 2019.

Impacto de la pandemia en la contratación

Asimismo, los datos estadísticos de la memoria recogen el impacto de la pandemia en la contratación municipal, que se ha extendido por buena parte de 2020 y 2021. Este impacto refleja la reducción del número de contratos de las empresas del sector público municipal, un número relevante de las modificaciones y prórrogas y los contratos menores con los que las áreas de Gobierno han cubierto los suministros y servicios vinculados a las exigencias impuestas por la COVID-19 (mamparas, señalética, limpieza, mantenimiento extraordinario y similares).

Desde el inicio de la pandemia, la contratación por el procedimiento de emergencia, que en los últimos años había sido anecdótica en el Ayuntamiento de Madrid, permitió responder con agilidad a las prestaciones que el avance de la enfermedad iba imponiendo a la administración. A través de esta contratación, en 2020 se formalizaron e inscribieron en el Registro de Contratos un total de 329 contratos de emergencia, por un importe de adjudicación de 43,1 millones de euros.

Además, fuera del ámbito propio de la memoria, la Empresa Municipal de Servicios Funerarios y Cementerios de Madrid S.A. adjudicó 164 contratos de emergencia por una cuantía de 41,9 millones de euros.

En resumen, para paliar las consecuencias derivadas de la COVID-19, en 2020 se gastaron cerca de 100 millones de euros en los 493 contratos adjudicados por el procedimiento de emergencia, incluyendo las prórrogas y modificaciones de los que exigieron su extensión en el tiempo o la adaptación de las condiciones de su ejecución.

Hidalgo ha destacado “el ingente trabajo llevado a cabo por los profesionales de los servicios y unidades de contratación de las áreas de Gobierno, los distritos, los organismos autónomos y las empresas municipales, quienes han sido capaces de responder de manera sobresaliente a las exigencias extraordinarias de la COVID-19, al tiempo que aseguraban el funcionamiento y la continuidad de los servicios que los madrileños necesitaban y requerían en una situación de extraordinaria dificultad”. /