El Ayuntamiento de Madrid, a través de la Empresa Municipal de la Vivienda y Suelo (EMVS), ha abierto este miércoles una oficina en la calle Fray Luis de León (Arganzuela) dedicada exclusivamente a tramitar las ayudas a la rehabilitación que miles de familias madrileñas presentaron en la convocatoria del plan MAD-RE 2018. Esta oficina forma parte del plan de choque puesto en marcha por el Área Delegada de Vivienda y la EMVS para dar salida a los miles de expedientes que se presentaron en el mandato anterior y que todavía no han sido resueltos.

La oficina funcionará de lunes a viernes en horario de mañana e, inicialmente, contará con una plantilla de diez técnicos aparejadores y un auxiliar administrativo, más un refuerzo de tres técnicos de la EMVS. Su objetivo es gestionar y tramitar en el menor plazo posible los 1.200 expedientes de rehabilitación que presentaron otras tantas comunidades de vecinos en la convocatoria de 2018 del plan MAD-RE. Aunque estas solicitudes se registraron en el anterior mandato aún no habían sido resueltas. El montante de ayudas que tendrá que gestionar la oficina asciende a 30 millones de euros y afecta a unas 24.000 familias.

El concejal delegado de Vivienda y presidente de la EMVS, Álvaro González, y el consejero delegado de la empresa pública, Diego Lozano, han inaugurado este miércoles la oficina y han podido conocer de primera mano la labor que van a desempeñar los trabajadores contratados específicamente para este servicio. “No nos cansamos de repetirlo. Estamos haciendo un notable esfuerzo para ayudar a los vecinos que llevaban años con sus expedientes paralizados. Primero, reforzando la plantilla del Área Delegada de Vivienda para tramitar expedientes de las convocatorias de 2016 y 2017. Y ahora, gracias a la EMVS, con esta oficina especial para intentar resolver los expedientes del año 2018. Es imprescindible agilizar el proceso para que los vecinos puedan recibir finalmente las ayudas económicas”, señala González.

Un plan de choque

Esta oficina forma parte del plan de choque puesto en marcha por el Área Delegada de Vivienda y la EMVS para tramitar lo antes posible el paquete de ayudas solicitado en el anterior mandato. Un plan de choque que ha tenido buenos resultados en muy poco tiempo. En solo un año se han tramitado más de 800 expedientes que afectan a 17.000 familias de las convocatorias de los ejercicios 2016 y 2017, lo que equivale a 26,3 millones de euros en pagos. De esta forma, en un año se han hecho llegar a las familias tantas subvenciones como en los cuatro años del anterior mandato. También hay otros 423 expedientes tramitados en su fase final que beneficiarán a otras 8.400 familias.

Con esta nueva oficina, se espera dar un empujón definitivo y resolver los expedientes que se solicitaron más tarde y que corresponden a la convocatoria de 2018. La oficina tramitará unos 1.200. No obstante, el Área Delegada de Vivienda ya había empezado a trabajar en muchos expedientes de esa convocatoria, por lo que ya se han resuelto 300 solicitudes de ayudas, que representan un total de  8,7 millones de euros.

Álvaro González recalca que la rehabilitación es una de las prioridades para esta legislatura, “no solo porque ayuda a reequilibrar el patrimonio residencial de la capital y sirve para generar empleo, sino porque garantiza las condiciones de habitabilidad que debe reunir una vivienda digna. Aún más si cabe, en el contexto económico actual generado por la crisis sanitaria del coronavirus, en el que es vital que las ayudas de administraciones públicas lleguen de una manera fluida para que los vecinos puedan abordar las obras de regeneración y conservación de sus edificios y viviendas”. /