La Junta de Gobierno ha aprobado la prórroga del contrato del Programa de Apoyo Socioeducativo y Prelaboral para Adolescentes (ASPA), dirigido a la realización de actividades educativas, formativas y prelaborales para adolescentes y jóvenes madrileños que se encuentran en situación de riesgo o conflicto social. Tal y como ha detallado la portavoz municipal, Inmaculada Sanz, en rueda de prensa, esta prórroga para un plazo de ejecución de 24 meses cuenta con un presupuesto de 6,6 millones de euros.

El servicio atendió a 4.007 jóvenes en riesgo social en 2021, un 10,84 % más que el año anterior, en una franja de edad mayoritaria de 18 a 20 años. El 50 % de ellos consiguieron formalizar posteriormente un contrato de trabajo gracias a las actividades de formación y prelaborales. El programa realizó, asimismo, un trabajo complementario con 255 familias con las que se abordaron déficits de habilidades personales y sociales, dificultades de los progenitores en la relación con sus hijos y relacionadas con actitudes violentas.

El servicio ASPA, que depende del Área de Familias, Igualdad y Bienestar Social, se lleva a cabo tanto en los lugares de la vida cotidiana de los destinatarios (domicilio familiar, centros de servicios sociales y educativos, equipamientos de ocio, culturales o deportivos a los que acudan los jóvenes) como en los siete centros del programa. Tiene carácter gratuito y cuenta con 27 profesionales, de los cuales 25 son personal técnico. /

Inmaculada Sanz, portavoz municipal: