El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha destacado hoy el trabajo de Antonio Palacios, “un arquitecto gallego, pero que también sentimos nuestro, porque la monumentalidad de Madrid, sobre todo en el primer tercio del siglo XX, no se puede entender sin su obra y sus aportaciones”, durante la visita a la exposición Antonio Palacios. Sueños de modernidad. Compromiso con Galicia, en el Museo do Mar de Galicia en Vigo.

Almeida en la exposición Antonio Palacios. Sueños de modernidad. Compromiso con Galicia en el Museo do Mar de Galicia en Vigo

“A veces arquitecto, otras urbanista, otras incluso ingeniero o diseñador, lo cierto es que dejó su huella en numerosos lugares tanto en Galicia como en Madrid”, ha dicho Almeida durante la visita junto al presidente de la Xunta, Alberto Nuñez Feijóo. “Solo con pasear desde el Palacio de Cibeles por la calle Alcalá, se podría decir que es la calle de Antonio Palacios” ha dicho Almeida, quien se ha referido al arquitecto vigués como “mi casero” ya que fue el creador de la actual sede del Ayuntamiento de Madrid, así como de la del Instituto Cervantes, el Círculo de Bellas Artes, o el Casino de Madrid entre otras muchas creaciones.

Asimismo, tal como ha explicado el alcalde, también hizo numerosas aportaciones para que actualmente Madrid tenga uno de los mejores sistemas de transporte público del mundo, con el diseño tanto a nivel arquitectónico como decorativo de las primeras líneas de metro, así como del rombo que corona las estaciones del suburbano madrileño.

Junto a Antonio Palacios, el alcalde ha destacado la obra de Francesco Sabatini, otro arquitecto ilustre, de quien se está conmemorando en Madrid el 300 aniversario de su nacimiento, que “dio un impulso definitivo a la modernización de Madrid durante el reinado de Carlos III, creador, entre otras obras, del eje Prado-Recoletos recientemente nombrado Patrimonio Mundial por la Unesco”. Arquitectos ambos que, según Almeida, “han definido a Madrid en el tiempo”./