El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, y la vicealcaldesa, Begoña Villacís, junto a la concejala delegada de Deporte, Sofía Miranda, y el embajador de Nueva Zelanda en España, Nigel Fyfe, además de miembros de la selección española de rugby, han dado la bienvenida esta mañana a la selección neozelandesa de rugby, los Classics All Blacks, con motivo del partido que va a disputar con Los Leones el próximo 21 de mayo en el Wanda Metropolitano.

Un partido ante el que Almeida anima a los madrileños a “reventar el Metropolitano de cariño hacia nuestros Leones, unos deportistas extraordinarios y ejemplares”. El alcalde ha subrayado los valores que representa el rugby, la lucha en equipo, la deportividad o el fair play: “No hay deporte que forme mejor a la persona en los valores como este”, ha asegurado.

En ese sentido, Villacís ha recalcado que el rugby es un “deporte noble, solidario, en el que la fraternidad es un requisito indispensable”, pero que también “exige muchas renuncias”, a la vez que ha puesto en valor que sea un deporte que cada vez “se escucha más en la capital”.

Por su parte, la concejala delegada de Deporte ha subrayado el esfuerzo, perseverancia y constancia de la selección española y ha asegurado que este partido va a traer un gran momento tanto para el rugby español como para la historia del rugby de esta ciudad.

Todos ellos han podido presenciar en la explanada del Palacio Real la tradicional haka del 15 neozelandés, danza maorí que representaba el grito de guerra de esa cultura y que, en esta ocasión, ha sido en honor a la ciudad de Madrid. Tras haberse aplazado en dos ocasiones a causa de la pandemia, el encuentro del próximo sábado supone una oportunidad única para poder ver a leyendas de los All Blacks, la mítica escuadra ganadora de tres mundiales de rugby y, junto con Sudáfrica, la selección que más veces lo ha conseguido. /