Esta mañana hemos hablado en el Pleno Municipal largo y tendido de la descentralización de Madrid, proceso en el que estamos ya inmersos. Quizá te hayan surgido algunas dudas, y en este gobierno municipal queremos dar cada paso contigo, explicándote en profundidad qué hacemos, por qué y para qué. Vamos a tratar de contestarlas:

Cuando habláis de que vais a descentralizar el Ayuntamiento de Madrid, ¿qué queréis decir exactamente?

La descentralización es uno de esos conceptos que a veces manejamos en las administraciones públicas, y que nos alejan más que nos acercan a los vecinos y vecinas, cuando en realidad de lo que se trata precisamente es de acercar la administración allá donde vivimos y donde se producen los problemas, es decir, en los distritos y barrios: donde están las aceras, donde están las calles, donde están los jardines, las zonas verdes, las pequeñas instalaciones deportivas… todo eso que forma parte de nuestra vida cotidiana. A veces, la gestión de esos espacios está muy lejos de donde vivimos.

¿Esto significa que el Ayuntamiento actual está centralizado? ¿Es eso bueno o malo?

El Gobierno anterior desarrolló un modelo de ciudad basado en grandes proyectos que necesitaban para desplegarse una centralización de todo el aparato administrativo, de toda la capacidad ejecutiva.

Nosotros estamos dibujando la ciudad de otra manera. No renunciamos a grandes proyectos de ciudad pero queremos atender lo cotidiano, mejorar la vida diaria de vecinas y vecinos. Por eso estamos devolviendo capacidad económica a los distritos, devolverla en términos de inversión que se destine a arreglar sus barrios. Además de más dotación presupuestaria, queremos aumentar la  capacidad de decisión para que las decisiones se tomen más cerca de donde están los vecinos y vecinas (para esto hemos creado los Foros Locales, te invitamos a que eches un ojo) y, por lo tanto, que desde el gobierno de las Juntas haya mayor capacidad de influencia sobre el gobierno municipal. Y también capacidad de gestión, que puedan tener más posibilidades de resolver los problemas con los que nos encontramos día a día.

Esta nueva estructura organizativa es el refuerzo más importante de los distritos desde hace más de una década (podríamos decir que el único). El último movimiento de personal, y en sentido contrario, se produjo en 2011 cuando se trasladaron más de 100 empleados públicos desde los distritos a la AGLA (Agencia para la Gestión de Licencias de Actividades) tras su creación. Con esta nueva forma de funcionar en las Juntas queremos parar la sangría de personal desde los  distritos hacia las áreas de gobierno.

¿En qué voy a notar yo la descentralización? Como vecino de mi barrio, ¿me afecta en algo?

La gestión de lo cotidiano va a ser más ágil. Por ejemplo, la reparación de aceras y vías públicas. Ahora para arreglar una avería en un distrito la Junta no puede tramitarlo directamente, sino que hay que informar a un Área de Gobierno, que a su vez tiene que informar a unos técnicos que van a comprobar que efectivamente esa reparación es necesaria, que avisan a la empresa concesionaria del contrato de arreglar las obras que manda a un técnico que, ve si efectivamente esa avería se produce o no y de qué manera hay que arreglarla, entonces mandarán a alguien para arreglarla.

Como ves,  el proceso hasta llegar a la solución tiene muchos pasos a dar fuera del distrito, y con la descentralización queremos que todo el proceso se desarrolle en la Junta, que tengan la capacidad de comprobar que efectivamente hay una avería en una acera, y tenga la capacidad de gestionarlo, ahorrándonos todos esos pasos.

Este es un buen ejemplo de cómo apostamos por simplificar y facilitar, y es que precisamente es el arreglo del pavimento viario  una de las competencias que pasarán a distrito.

¿Cuáles son las primeras competencias que llegarán a los distritos?

Vayamos a lo concreto, entonces. Con el desarrollo de la descentralización municipal, desde tu Junta se podrá:

  1. Renovar, reparar y conservar los pavimentos del viario público de distrito y espacios públicos municipales también del distrito, excepto los comprendidos en otros terrenos dotacionales y los integrados en los grandes parques.
  2. Controlar y priorizar desde el distrito la Inspección y Avisos de sus barrios.
  3. Remodelar, mejorar y poder crear zonas verdes y espacios ajardinados del distrito, excepto en los parques históricos, forestales, singulares y viveros municipales.
  4. Adquirir e instalar equipamientos en las áreas infantiles, áreas de mayores y circuitos deportivos elementales, que no se encuentren ubicados en los parques singulares, históricos y forestales de la ciudad de Madrid.
  5. Autorizar las solicitudes de celebración de “Actos Distritales”
  6. Conocer las solicitudes de actos interdistritales o de ciudad y participar en la Comisión Técnica de Actos en la Vía Pública.
  7. Aprobar el programa anual de las instalaciones deportivas.
  8. Autorizar la movilidad sin cambio de funciones del personal laboral que presta servicio en las instalaciones deportivas.
  9. Reforzar los servicios culturales con un nuevo modelo de centros culturales de distrito más vinculados al territorio.
  10. Mayor profesionalización y tecnificación en la programación cultural de los distritos, con un nuevo perfil de gestoras/es socioculturales que reforzarán los equipos de cultura en las Juntas.

Con estas actuaciones, queremos acercar la solución al problema, mejorando la capacidad de respuesta y el control sobre los contratos del Ayuntamiento. También queremos reordenar y simplificar las autorizaciones administrativas, que en ocasiones os entierran a vecinos y vecinas en burocracia.

Igualmente vamos a gestionar desde la cercanía el deporte y la cultura, que son expresiones de ciudadanía y vecindad muy presentes en el día a día de los barrios, integrándolos de verdad en la Junta Municipal.

Y la gran pregunta: ¿cuándo vais a hacerlo, cuándo voy a ver cambios en mi Junta y mi barrio?

En realidad ya lo estás viendo, ya  hemos comenzado a descentralizarnos, siendo como es un proceso muy complejo, y que tiene una triple dimensión como hemos hablado más arriba: económica, política y administrativa. Esta última es la que arrancamos ahora con la puesta en marcha de las nuevas estructuras  de las Juntas de distrito, que es la base, los cimientos para las nuevas competencias que llegarán a los distritos en los próximos meses, inicialmente en el siguiente presupuesto que estamos ya creando, para 2018. Sería un brindis al sol si llevamos competencias sin que existan los recursos adecuados para llevar a cabo las nuevas tareas.

En cualquier caso, ya hay algunas competencias en las Juntas. Por ejemplo, la programación deportiva se puede elaborar desde los propios distritos; también hoy se decide más presupuesto municipal desde las Juntas con el Fondo de Reequilibrio Territorial que arrancamos en 2016 y que está haciendo posible 211 proyectos para solucionar desequilibrios entre barrios; hemos creado un Consejo Coordinador de Distritos que nos ayuda a coordinarnos mejor en el Ayuntamiento entre distritos y áreas y, de nuevo, los Foros Locales.
La descentralización para nosotros es un proyecto complejo y apasionante. De lo que se trata, en realidad, es de conseguir que cada Junta de distrito se vaya convirtiendo en un pequeño Ayuntamiento, tu Ayuntamiento, que sea más eficaz y ágil, que se solucionen los problemas de los vecinos y vecinas con mayor cercanía, y que lo notes. Porque trabajamos para ti.

 

Intervención en el pleno de hoy miércoles 27 de Junio del Delegado de Área de Coordinación Territorial y
Cooperación Público-Social Nacho Murgui sobre descentralización.