Ha finalizado el primer encuentro sobre herramientas para la democracia promovido por el Área de Gobierno de Participación, Transparencia y Gobierno Abierto de la ciudad de Madrid en colaboración con Medialab-Prado. El encuentro ha tenido lugar bajo el título Herramientas para la democracia: Abriendo la participacion y se ha desarrollado durante los dias 15, 16 y 17 de diciembre. Han asistido representantes de las áreas de gobierno de Participación Ciudadana de diversas ciudades como A Coruña, Barcelona o Jerez para trabajar en un marco común sobre el que promover procesos de participación ciudadana.

La metodología del encuentro se ha basado en el intercambio abierto entre ciudadanía, investigadores e instituciones a través de conferencias, talleres y dinámicas alrededor de la participación digital y la democracia deliberativa.

El encuentro ha reunido experiencias internacionales de referencia como la G1000 Experience, un proceso de innovación democrática desarrollado en Bélgica en 2011 así como la experiencia de presupuestos participativos de Better Reykjavik (Islandia) y la plataforma de iniciativas ciudadanas de la capital islandesa que ha inspirado Decide Madrid. En cuanto a los procesos deliberativos se ha ahondado en experiencias como Deliberatorium o Bag of Lemons ambos proyectos del MIT.

A través de los talleres se ha trabajado en la mejora de herramientas digitales para la participación basándonos en supuestos de gamificación y motivación a través del juego. Se ha debatido sobre el marco político y contexto para promover este tipo de procesos, durante el cual se ha detectado la necesidad de encontrar fórmulas que permitan conectar el alcance de las herramientas digitales con el saber y experiencia que acumulan los espacios de movilización y participación presencial. También se ha trabajado sobre el impacto que tienen las redes sociales en la promoción, difusión y alcance de este tipo de herramientas.

Todas las sesiones se han grabado parcial o totalmente y estarán disponibles en la web de Medialab-Prado.

Consideramos este tipo de encuentros, híbridos y abiertos, espacios imprescindibles hacia el avance a una verdadera cultura de la participación en nuestras ciudades, donde poder aprender e integrar los aprendizajes de otras experiencias para aplicarlos a nuestros contextos y poder desarrollar nuestro propio modelo de democracia.