Etiqueta Pacto de Milán

Red de ciudades por la agroecología

 

El Pacto de Milán presenta la alimentación como una actividad que atraviesa todos los ámbitos de la vida en las ciudades y genera riqueza social, económica y cultural. Por tanto las políticas alimentarias son planteadas como transversales –incluyendo muy diversos niveles y departamentos de la administración– y con tanta importancia como para requerir la plena participación de los actores sociales y económicos del territorio. Entre las ciudades firmantes del documento inicial había 6 ciudades españolas, y en la actualidad son ya 16: Barcelona, Bilbao, Córdoba, Fuenlabrada, Granada, Las Palmas de Gran Canaria, Madrid, Mieres,  Málaga, Oviedo, Pamplona-Iruña, Rivas-Vaciamadrid, Valencia, Villanueva de la Cañada, Vitoria-Gasteiz y Zaragoza. El Pacto está sirviendo para impulsar las agendas alimentarias en las ciudades, saltando de los huertos urbanos a perspectivas de sistema alimentario mucho más ambiciosas y profundas. Algunas ciudades pioneras, como Zaragoza, Vitoria-Gasteiz o el Área Metropolitana de Barcelona, están viendo cómo las acciones iniciales se fortalecen con un marco estratégico y con propuestas claras de evaluación.

Los avances se sienten especialmente en la construcción de marcos de gobernanza alimentaria abiertos y participativos. Es así como Barcelona, Valladolid o Vitoria-Gasteiz han trabajado en la construcción participada de Estrategias Alimentarias Locales; en Madrid y Córdoba se han creado comités de seguimiento del Pacto de Milán, reuniendo a varias concejalías y organizaciones sociales; y en Valencia se está constituyendo un Consejo Alimentario Municipal. Muchas ciudades -como Zaragoza- están trabajando en revitalizar el tejido agrario periurbano y en promover la agricultura ecológica. Otras se han volcado en reorientar infraestructuras públicas, como mercados de abastos y Mercas, para facilitar la distribución local y sostenible. También se trabaja para que las compras municipales (lotes de emergencia alimentaria, comedores sociales, guarderías y otras residencias, etc.) fortalezcan los tejidos de producción ecológica y de proximidad.

¿Qué son las Ciudades por la Agroecología?

Reunión en Zaragoza. Fuente: Red de Ciudades por la Agroecología

A partir de la firma del Pacto, el Ayuntamiento de Zaragoza, apoyado por la Fundación Entretantos y en el marco del proyecto “Huertas LIFE Km 0”, lanzó en 2016 el proyecto de crear una red europea “AgroEcoCities” de ciudades con políticas de enfoque agroecológico.

La Red se conformaría en diciembre de ese mismo año, en un seminario celebrado como espacio de intercambio de herramientas prácticas al que acudieron representantes de ciudades francesas, belgas, británicas, alemanas y españolas. La elevada presencia de ciudades españolas, así como la existencia de necesidades comunes y diferentes a las de otros países, llevó al Ayuntamiento de Zaragoza a lanzar un proceso paralelo, la Red de Ciudades por la Agroecología, asumiendo en principio la misma visión que la Red Europea sobre el enfoque agroecológico de las políticas alimentarias urbanas:

  • Son ciudades que desarrollan políticas con perspectiva de sistema alimentario, poniendo el foco en la agricultura profesional y en relacionar campo y ciudad;
  • promueven la agricultura ecológica en las agriculturas periurbanas, como forma de restaurar ciclos y funciones ecológicas en estos agroecosistemas;
  • preservan el suelo agrario periurbano para cultivar en ecológico y promover la renovación y revitalización de una cadena alimentaria sostenible y justa;
  • acortan distancias entre producción y consumo a través de compra pública sostenible, articular el sector, adaptar normativas y ceder infraestructuras públicas (MERCAs, mercados de abastos, mercadillos de calle, etc.) para facilitar las redes locales de distribución y mejorar el acceso a los alimentos para el conjunto de la población, y especialmente para los grupos sociales de menos ingresos;
  • construyen las políticas alimentarias locales desde la articulación y participación entre Administración y actores sociales y económicos; y se coordinan entre distintos niveles y departamentos para desarrollar políticas integrales.

Encuentro estatal en Valencia, como evento previo a la Cumbre mundial de alcaldes de ciudades firmantes del Pacto de Milán

A lo largo de 2017 la Red estatal de Ciudades por la Agroecología ha conformado 3 Grupos de Trabajo (Gobernanza Alimentaria; Asesoría a nuevos emprendimientos agroecológicos y acceso a la tierra; y Logística y Distribución) y está consensuando un texto para la adhesión formal de las ciudades (hasta el momento se han interesado 20, casi todas ellas capitales de provincia) que se espera comiencen a adherirse antes de fin de año. A su vez, está preparando para septiembre en Valencia un encuentro estatal denominado “Sociedad Civil, Alimentación y Ciudades Sostenibles”.

A este encuentro acudirán administraciones locales acompañadas de organizaciones sociales y económicas en las que ya se apoyan para desarrollar estas políticas en cada territorio. Se pretende así construir un relato plural sobre las políticas alimentarias urbanas, compartido por todos los actores locales implicados, incluidos los del medio rural.
Este tipo de procesos señalan que no sólo es posible hacer política de abajo arriba, sino que también hay muchas formas de mejorar los retornos que los sistemas alimentarios devuelven a la sociedad. Y que la agricultura y la alimentación pueden volver a ser de nuevo una fuente importante de riqueza social, ecológica y económica para toda la sociedad. Sólo hace falta trabajar desde una nueva perspectiva de la alimentación, y ese trabajo ya está teniendo importantes frutos.

Madrid Alimenta: vente el domingo a celebrar el Día Mundial del Medio Ambiente en Pasea Madrid

Este año la celebración del Día Mundial del Medio Ambiente se centrará en Madrid en la promoción de la alimentación sostenible y el Pacto de Milán. En octubre de 2015 el Ayuntamiento de Madrid firmó el Pacto de Política Alimentaria Urbana de Milán, un pacto auspiciado por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura que ya han suscrito más de 100 ciudades de todo el mundo. El pacto aboga por que las ciudades impulsen sistemas alimentarios sostenibles, inclusivos, seguros y diversificados que aseguren comida sana y accesible a toda la población, situando la participación ciudadana en el diseño de las políticas públicas sobre alimentación como tareas fundamentales. Ya llevamos dos talleres celebrados en mayo, y puedes apuntarte aquí al próximo, que será el 28 de junio.

 

Vamos a celebrar que Madrid está trabajando en una estrategia alimentaria, que hemos ampliado los huertos urbanos, que estamos viendo cómo reaprovechar el excedente de alimentos. A lo largo de toda la mañana del domingo el Paseo del Prado se llenará de actividades para mayores y pequeños, juegos y música, todo organizado por entidades ciudadanas, comunidades educativas, organismos oficiales y Ayuntamiento de Madrid que están trabajando para que podamos optar a una comida suficiente, saludable y producida en un entorno cercano, promoviendo así la economía social y solidaria de proximidad y rebajar la huella ecológica de la producción alimentaria.

 

Podrás asistir a talleres de nutrición y cocina, y agrocompostaje, o visitar un mercadillo agroecológico, preguntar todo lo que te interese en los puntos de información sobre los parques agrarios de la Comunidad de Madrid. El reparto de plantel ecológico y la siembra de semillas ecológicas serán algunas de las actividades que podrás aprender y disfrutar el domingo, entre las 11 y las 15hs en Pasea Madrid, en el Paseo del Prado.

Aquí tienes el díptico con el programa y plano de actividades, ¡para que no te pierdas nada!

Madrid alimenta, Alimenta Madrid. Te esperamos.

Pensando entre todos en la alimentación sostenible de Madrid

El 18 de mayo representantes de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) España , Veterinarios Sin Fronteras-Justicia Alimentaria Global, Manos Unidas, Carta contra el Hambre, Federación Regional de Asociaciones Vecinales de Madrid (FRAVM) y otras organizaciones sociales, cooperativas, AMPA, centros de formación, federaciones de productores, asociaciones de comerciantes, personal técnico, investigadoras, vocales vecinales, colectivos ciudadanos, ONGs y particulares se reunieron para hacer aportaciones a la elaboración de la estrategia alimentaria de Madrid. Este proceso, que se desarrollará entre abril y septiembre, se aborda para cumplir uno de los objetivos recogidos en el Pacto de Milán, firmado por el Ayuntamiento de Madrid en octubre de 2015.

El taller se centró en tres líneas estratégicas del marco de acción del Pacto: dietas y nutrición con dos subgrupos de trabajo sobre educación y sensibilización y salud y nutrición; equidad y economía social, repartidas en acceso a la alimentación saludable para la población vulnerable, comedores institucionales y economía social y solidaria en el sector alimentación; y reducción del desperdicio alimentario.

Los debates y las reflexiones que se produjeron entre los más de cincuenta participantes dejaron claro que evolucionar hacia un modelo alimentario más saludable, justo, inclusivo y resiliente pasa por cambios de patrones de consumo y de dietas en los colegios, en los mercados, en los centros de atención primaria, en comedores sociales, en los hogares… Para lograr esos cambios, subrayaron, es fundamental el concurso de las Administraciones públicas a través de políticas públicas dirigidas a impulsar la educación alimentaria, dar a conocer alternativas y facilitar el acceso a alimentos sanos, saludables y producidos en condiciones justas.

Al finalizar el taller quedaron perfiladas algunas ideas, como incorporar la figura de dietista-nutricionista en los servicios de salud primaria; incluir programas sobre alimentación en los currículums escolares; hacer campañas sobre alimentación, consumo responsable y desperdicio para todos los públicos, pasando por medidas como apoyar redes de comercialización de productos agroecológicos dentro del marco de la economía social y solidaria, prestando especial atención a los mercados municipales o hacer efectivo el derecho a la alimentación cuestionando el actual sistema de ayuda alimentaria.

Los participantes recordaron que la alimentación es un sector clave para abordar la raíz de problemas como la obesidad y el sobrepeso, que afectan al 37% de la población infantil de nuestra ciudad según el Estudio sobre el estado nutricional y los hábitos alimentarios en niños de 3 a 12 años de centros escolares públicos del municipio de Madrid, o la insolvencia y pobreza alimentaria de los más de 450.000 hogares de la región en riesgo de pobreza, según la Encuesta de Condiciones de Vida 2016, del INE.

El miércoles 24 ha tenido lugar el segundo de los talleres, en el que se han abordado la producción, distribución y consumo a través de distintos grupos de trabajo: almacenamiento, transporte y distribución; transformación y procesado; producción, venta y consumo; compostaje y reducción de residuos; formación, asistencia y financiación.

Si estás interesado/a en asistir a otras convocatorias, solo tienes que rellenar este formulario de inscripción. La próxima será el 28 de junio.

Además de los talleres hay un cuestionario disponible para colectivos y entidades relacionadas con la alimentación. Se trata de una vía complementaria para recabar información, iniciativas y sugerencias dirigida a la gente que no puede participar en los talleres presenciales.

Si quieres obtener información complementaria, puedes escribirnos aquí.

 

Participa en la elaboración de una estrategia de alimentación sostenible para Madrid

El 15 de octubre de 2015 el Ayuntamiento de Madrid firmó el Pacto de Milán por las políticas alimentarias urbanas, un documento de compromisos que suscribieron más de 120 ciudades de todo el mundo.

Con esta firma, el Ayuntamiento de Madrid se comprometía a avanzar en el desarrollo de un sistema alimentario basado en los principios de sostenibilidad y justicia social. Una apuesta por garantizar el derecho universal a acceder a una alimentación saludable; por fomentar la agricultura de proximidad y ecológica; por impulsar los circuitos cortos de comercialización y luchar contra el desperdicio de alimentos.

El Pacto de Milán es el primer protocolo internacional sobre materia alimentaria que remite a las ciudades, una cuestión que tiene su importancia si tenemos en cuenta que más de la mitad de la población mundial vive en entornos urbanos y que en 2050 serán ya las dos terceras partes de la población del planeta. No en vano, ya en 1992 el fundador del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, Maurice Strong, afirmaba en el discurso de clausura de la Cumbre de Río que la batalla global por la sostenibilidad se ganará o se perderá en las ciudades.

En este contexto, muchas grandes ciudades han empezado a abordar la alimentación de forma integral como fórmula para intervenir sobre problemas muy complejos que van desde los derechos sociales (desequilibrio en términos de acceso a los alimentos, insolvencia alimentaria…); los ambientales (alimentos que han recorrido miles de kilómetros contribuyendo al cambio climático, crisis energética, pérdida de biodiversidad…) y las ineficiencias del modelo económico (despilfarro alimentario de cerca de ⅓ de lo producido, concentración de poder en las grandes corporaciones a costa de productores y consumidores, etc.).

En Madrid, donde consumimos más de 5.000 toneladas de alimentos al día, el Ayuntamiento de Madrid ya ha puesto en marcha políticas que mejoran la distribución y el abastecimiento alimentarios, la protección social, la nutrición, la equidad, la producción alimentaria, la formación, la seguridad alimentaria y la reducción de los desperdicios, pero somos conscientes de que las que adoptemos en el futuro tienen que estar a la altura del reto que enfrentamos. Y ese reto requiere el diseño de una estrategia alimentaria local para Madrid.

Una estrategia: más que la suma de políticas

Esta futura estrategia permitirá contar con una visión compartida sobre un sistema alimentario más justo y respetuoso con la salud de las personas y del planeta y será la base para coordinar las políticas públicas municipales de manera que sean más eficientes y podamos avanzar hacia la soberanía alimentaria de la región.

El área de Coordinación Territorial y Cooperación Público-Social quiere hacer de la elaboración de esta estrategia un proceso participado abierto a la sociedad civil, a los pequeños productores y al sector privado vinculado al sistema alimentario, así como a personal técnico y académico.

Programación de talleres

El proceso participativo comenzará con dos talleres temáticos que se realizarán en el Terrario de Matadero Madrid durante el mes de mayo:

  • Jueves 18 de mayo, de 17.00 a 20.00: taller sobre dietas sostenibles, equidad social y económica y reducción del desperdicio alimentario. Abierto a agentes económicos y sociales
  • Miércoles 24 de mayo, de 17.00 a 20.00: taller sobre producción, abastecimiento y distribución alimentaria. Abierto a agentes económicos y sociales
  • Miércoles 7 de junio, de 10.30 a 14.00: taller de validación con sociedad civil y técnicos.
  • El 4 de Junio, dentro de las actividades de celebración del Día del Medio Ambiente en el paseo del Prado: Recogida de propuestas y taller “Siembra un Madrid para comértelo”

Para confirmar asistencia, por favor cumplimenta el siguiente formulario.

Con anterioridad a los talleres recibirás el documento de prediagnóstico en el que estamos trabajando, para que puedas leerlo y venir con tus aportaciones e ideas. Estamos deseando escucharlas, conversar contigo y trabajar de forma conjunta.

Mercados de alimentación sostenible en plazas del centro

Fechas Mercados Alimentación SostenibleLa preocupación por los hábitos alimenticios de las personas que vivimos en ciudades, el aumento de la obesidad y su relación con el cambio climático ha propiciado que el Ayuntamiento de Madrid firmase el Pacto de Milán el pasado mes de octubre, pocos días antes de los acuerdos de París en el marco de la Cop21.

Las personas que vivimos en las ciudades sufrimos el riesgo de alimentarnos con productos de peor calidad. La falta de producción ecológica o agrícola de cercanía supone un largo recorrido desde la producción de los alimentos hasta nuestra mesa, con el incremento de consumo energético y, por lo tanto, de emisiones contaminantes. El Pacto de Milán hace un diagnóstico fundamental para entender por qué las instituciones han de tener un papel activo en crear sinergias que permitan un cambio en nuestros hábitos alimenticios: no sólo porque la mitad de la población mundial reside en la actualidad en grandes ciudades, sino porque la malnutrición y el hambre están siendo una consecuencia no deseada de estos cambios demográficos y de consumo.

El próximo domingo 3 de julio en Distrito Centro comienza un proyecto piloto con el que se plasma el compromiso adquirido con la firma del Pacto de Milán. El proyecto consta de tres ejes: los mercadillos agroecológicos, los puestos de agricultura de proximidad y la feria agroalimentaria. La iniciativa trata de acercar a los consumidores madrileños los productos agrícolas que se cultivan en cercanía, en la propia Comunidad de Madrid, con especial atención a los productos ecológicos. Las plazas de Distrito Centro serán protagonistas de los sabores, olores y formas de productos que poco se parecen a los que podemos encontrar en los supermercados, porque no están tratados químicamente, porque son saludables, de temporada y producidos de manera sostenible. De esta manera se desarrolla una estrategia a favor de un sistema alimentario más sostenible, justo y saludable que intenta equilibrar los intereses urbanos y rurales.

Acercarse el domingo 3 a la plaza de Isabel II, metro de Ópera, para conocer el mercado agroecológico es toda una oportunidad para descubrir cómo mejorar los hábitos alimenticios urbanos. Esta iniciativa recorrerá las plazas de Distrito Centro durante el mes de julio.

El pacto de la política alimentaria urbana de Milán se puede leer aquí (PDF). El pasado mes de junio se constituyó una mesa de seguimiento de las medidas en marcha en este ámbito.