El año pasado los controles sanitarios frente a la COVID-19 no dejaron pasar ni a los camellos ni a la comitiva real. Solo Sus Majestades los Reyes Magos de Oriente pudieron visitarnos para recoger los deseos de los más pequeños. Estas Navidades vuelven todos, subidos en su tradicional caravana y cargados con tanta ilusión que han prometido no traer carbón ni para los más malotes.

Leer más