Etiqueta bibliotecas

Crónica Jornadas Biblioteca de San Fermín

No cabe duda, el proyecto de diseño y gestión que se está planteando para la futura biblioteca municipal de San Fermín es ya pionero en Madrid. En las jornadas  «Pensando la gestión de la biblioteca de San Fermín» de este pasado fin de semana, a las que acudieron más de cerca de 100 personas entre las sesiones del viernes y el sábado, se pudo comprobar que, incluso sin muros ni puertas todavía instaladas, la asamblea de la biblioteca ya ha empezado a trabajar y a plantear actividades para el barrio.

Las jornadas comenzaron el viernes con una mesa de iniciativas y experiencias culturales que ocurren en el resto de España: la biblioteca Popular Josep Pons en Can Batlló (Barcelona), el espacio cultural municipal la Harinera (Zaragoza) y la Biblioteca Central de Salamanca en la conocida Casa de las Conchas. De mano de todas ellas pudimos conocer experiencias autogestionadas, mixtas o clásicas pero abiertas a la participación a la hora de gestionar los recursos públicos de los que se dispone. La necesidad de unas normas y estructuras de colaboración se compaginaba con la de romper con los límites administrativos de la institución y generar alianzas y redes de trabajo innovadoras, buscando todas ellas una suerte de gestión mixta virtuosa que asegure el funcionamiento horizontal y la participación.

Tras el descanso de media mañana, la jornada continuó con una segunda mesa, en la que tuvimos la ocasión de conocer de cerca las experiencias de espacios culturales de especial relevancia en Madrid; El Centro Social Seco, con más de 25 años de trayectoria, o Cinema Usera, espacio cultural vecinal emblemático del distrito. Muy interesante también fue conocer como  la Biblioteca Eugenio Trías y la Librería Kirikú y la Bruja habían consolidado un original y especial trabajo colaborativo. Por la tarde se organizaron diferentes talleres. El objetivo de los mismos era la puesta en común de toda la información recabada en las mesas de la mañana y la elaboración de unas primeras propuestas, que se tratarían más profundamente en la siguiente jornada.

Ya el sábado, el reto era imaginar un plan de acción para esa biblioteca que todavía no tiene muros pero que ya quiere empezar a funcionar. De los distintos grupos de trabajo (comunicación, extensión, relación con otras entidades culturales y/o bibliotecas cercanas, memoria y jóvenes) salieron distintas propuestas que podrían empezar a implementarse desde ya mismo. Muchas de ellas, curiosamente, tenían que ver con abrir  el concepto de biblioteca al barrio hasta el punto de que este se convierta en la biblioteca, con ideas tan sugerentes como la de un archivo infinito, recomendaciones de libros por vecinos y vecinas, creación de un catálogo por parte de estos con lo que tienen en sus propias casas o la realización de libros por parte de los más pequeños y pequeñas del distrito – sugerencia ésta hecha precisamente por una niña-.

Como se puede ver, creatividad e ingenio sobraban en estas jornadas a las que acudieron representantes de la Dirección General de Bibliotecas del Ayuntamiento de Madrid, la Junta de distrito de Usera, grupos políticos del barrio, asociaciones de vecinos, entidades de acción y creación cultural, etc. No dudamos que pronto podremos empezar a ver iniciativas para generar biblioteca incluso antes de que ésta se materialice sobre el solar, ese que ya alberga los sueños de muchos y de muchas.

Cómo gestionar entre todos y todas la biblioteca soñada

En 2015, se aprobó en Usera, con un proceso participativo, la construcción de la biblioteca municipal pública de San Fermín. La primera fase empezó en septiembre de ese año para desarrollar el diseño del edificio y el espacio exterior, en la que participaron casi 400 personas comprometidas. Ahora se inicia una segunda fase de definición del modelo de gestión de la biblioteca, que se desarrollará entre administración y asociaciones y la vecindad del barrio de forma conjunta.

Leer más

Una revolución y 100 años de literatura: Semana del libro de Usera

Los libros se merecen más que un día, y Usera también. Tras años de celebrarse apenas una jornada dedicada a la conmemoración de uno de los días más importantes de las letras, desde la Junta Municipal de Usera, en estrecha colaboración con el tejido cultural y asociativo del distrito y en concreto, con el Grupo Motor de Cultura, hemos querido darle mayor impulso a esta fecha programando una semana entera de actividades con el fin de acercar la literatura a los vecinos y vecinas de uno de los distritos más abandonados por anteriores corporaciones.

El objetivo ha sido siempre hacer que la cultura sea un elemento identitario para Usera y que la ciudadanía no sea solo receptor pasivo de la programación cultural del distrito sino que participe de una forma creativa y activa en la misma. En este sentido, el Grupo Motor ha tenido un papel central en el diseño de esta semana del libro, donde ha colaborado no solo con la programación sino movilizando a grupos y asociaciones para hacer de esta semana un evento significativo para el distrito y participativo en su concepción y desarrollo.

Este año en concreto, queríamos que la semana del libro se centrase en dar a conocer y reflexionar sobre uno de los episodios políticos y sociales más relevantes de toda la Historia del siglo XX: la Revolución Rusa de 1917, cuyo centenario se cumple este año 2017. Hablar de este acontecimiento supone abarcar un amplio abanico temático, dentro del cual hay espacio no solo para la feria propiamente dicha del sábado 22, que se desplegará en la explanada de la Junta y en la que tomarán protagonismo diversas editoriales y librerías del distrito, sino también para exposiciones, tertulias y debates, lecturas dramatizadas, música, cuentacuentos y otras actividades infantiles, batukada, itinerario poético y musical a la luz de la luna, y así muchas actividades que persiguen atraer a todo tipo de público a través de diferentes formas de entender y aproximarse a la literatura y a este momento en el tiempo que cambió el curso de la Historia.

Si hay dos elementos importantes en esta semana, esos son el papel de la mujer en aquel momento de la Historia y en la poesía. Es por ello que en esta semana tienen especial relevancia la exposición de carteles cedida por el centro Ruso de Ciencia y Cultura que versa en torno a la figura de la mujer durante y después de la Revolución rusa, así como la visita de algunos de los poetas más importantes del panorama actual como Ana Pérez Cañamares, Matías Escalera, Alberto García-Teresa, Perro Afgano o Gsús Bonilla, todos ellos miembros del colectivo Brigada poética que busca remover las conciencias e incitar a sus lectores y oyentes a la acción poética.

En cuanto a la participación de los vecinos y vecinas del distrito dentro de esta semana, cabe destacar que en la Sala de Exposiciones de la Junta podremos disfrutar, además de los carteles, de la instalación Somos lo que leemos, realizada por el Grupo de Tertulias Lecturas Pradolongo. Estegrupo, que existe desde hace 10 años y está conformado por padres, madres y profesorado del IES Pradolongo, es uno de los principales activos de los que dispone el distrito para fomentar la lectura y el debate crítico. El trabajo constante y paciente de dinamización cultural que vienen realizando, supone un gran aporte comunitario para Usera.

Las escritoras de la Revolución rusa Rosa Luxemburgo, Alexandra Kollontai o Emma Goldman son algunas de las mujeres en las que se centra la instalación Somos lo que leemos del Grupo Tertulias Lecturas Pradolongo

La semana culminará el domingo 23 de abril con un variado programa de actos en la Avenida de San Fermín (frente al Centro de Salud) entre los que se encuentra la puesta en común de la última información sobre la construcción de la futura Biblioteca Pública Municipal del barrio, un cierre simbólico que nos recuerda que los libros y la cultura han llegado a Usera para quedarse en el distrito por mucho más de una semana.

Programa completo