Recién comenzada la legislatura, en 2015, el equipo de gobierno del Ayuntamiento de Madrid aprobó la construcción de una biblioteca municipal pública sobre un solar situado en el barrio de San Fermín. El proceso participativo para desarrollar el diseño del edificio y el espacio exterior empezó en septiembre del mismo año y tuvo una participación de casi 400 personas comprometidas con el proyecto.

Ahora, se inicia un segundo proceso de definición del modelo de gestión de la biblioteca y que se realizará, al igual que la primera fase, de manera conjunta entre administración y asociaciones, el personal técnico del Ayuntamiento y la vecindad del barrio para aunar esfuerzos e ideas.

Así, con la colaboración del Ayuntamiento de Madrid, la Asociación de Vecinos San Fermín ha organizado unas jornadas que tendrán lugar el 6 y 7 de octubre, en el albergue del mismo nombre -Avda. de los Fueros, 36- para diseñar entre todos los agentes implicados el modelo de organización que regulará el funcionamiento de este equipamiento dotacional.

Mesas y talleres de trabajo

Este encuentro se abrirá con una contextualización del proyecto para contar la experiencia del proceso participativo vivida hasta el momento y que también se encuentra recogida en una memoria. Para ello, se analizarán varios modelos de gestión y co–gobernanza de infraestructuras culturales como la Can Batlló  (Barcelona), la Harinera ZGZ  (Zaragoza) o la biblioteca salmantina ‘Casa de las Conchas’.  A través de estas mesas también se presentarán otras iniciativas culturales que se desarrollan con éxito en Madrid como el Centro Social Seco, La Prospe,  Cinema Usera, la Biblioteca Eugenio Trías o Kirikú y la Bruja.

Los talleres de trabajo de estas jornadas englobarán la gestión del espacio, la administración (coordinación y relación entre lo público y lo privado) y las propuestas e iniciativas culturales innovadoras y creativas que se quieran desarrollar en este espacio. Tras las sesiones colaborativas, se pondrán en común todas las propuestas resultantes de las mesas y los talleres de trabajo para elaborar un informe final con la propuesta que establezca el modelo de gestión para la biblioteca de San Fermín.

Un edificio plural

La futura Biblioteca ‘San Fermín’ constará de tres plantas y un sótano, de menor a mayor ruido en su distribución. El sótano será el espacio más bullicioso donde se desarrollen las actividades musicales y el espacio de reunión, con un horario y acceso distinto al del resto del edificio.

La primera planta, denominada “de los susurros”, acogerá los libros para préstamo, zonas de trabajo grupal, sala de formación, etc.  La planta baja, denominada “de la charla” estará destinada a actividades culturales para los peques, salas multimedia, de descanso, etc. Con acceso a la  “biblioplaza”, un lugar abierto donde se podrá asistir al teatro, a proyecciones de cine de verano, juegos al aire libre, etc.

Finalmente, la última planta la ocupará “el ático o del silencio”,  que tendrá una gran sala de estudio y una terraza visitable de 230 m2. con zonas verdes. En total, 3.000 m2, energéticamente autosuficientes, para un proyecto innovador para San Fermín, Usera y todo Madrid.