(Foto: Robert Royal)

Valderrivas es hoy en día uno de los barrios más jóvenes de Madrid, con una media de edad de 33 años. Sus 18.051 habitantes representan el 26 % del total de Vicálvaro, con una alta densidad de población porque es el barrio de menor extensión y con poco terreno disponible. Quizá no todo el mundo sabe que durante más de 70 años allí estuvo la fábrica de cementos Portland Valderrivas, que es la que le da nombre al barrio. Se instaló en 1923, cuando Vicálvaro era pueblo, en un terreno a las afueras antes conocido como “el cerro del tío Juanón”. Pero a finales del siglo XX, la que se había convertido en una gran cementera, era también un obstáculo para el crecimiento residencial del distrito. En 1998 comenzó su desmantelamiento y traslado.

Aunque la fábrica Portland Valderrivas era muy productiva, frenaba el crecimiento residencial de Vicálvaro, y para el vecindario se hacía insostenible convivir con la cementera y el tráfico de camiones por el casco urbano. La fábrica El Alto en Morata de Tajuña le tomó el relevo.

Robert Royal, el fotoperiodista de Valderrivas

De inmortalizar la histórica desaparición de la fábrica Portland Valderrivas y la construcción del nuevo barrio se encargó el fotoperiodista de origen estadounidense Robert Royal. Había llegado a España en 1963 y fue corresponsal gráfico para prensa extranjera durante la Transición. Su cámara retrató desde grandes políticos de la época como Adolfo Suárez y Felipe González, hasta protagonistas de la cultura como Eduardo Chillida, Manuel Pertegaz o Ouka Leele.

El de la cementera de Vicálvaro fue un trabajo bien diferente que respondía a su otra gran pasión, la fotografía industrial. A mediados de los 80 comenzó su colaboración con el Grupo Cementos Portland Valderrivas, con quien a lo largo de 30 años recorrió los tres continentes donde la empresa operaba. “Aunque siempre he mantenido mi casa y familia en Madrid”, matiza Royal, que tiene la nacionalidad española. Fue Vicente Ynzenza, descendiente del fundador de la fábrica, quien en 1998 le encargó documentar gráficamente lo que se denominó como Proyecto Valderrivas.

Foto: Robert Royal. 1999. Fueron cientos de instantáneas las que disparó entre 1998 y 2001 para Proyecto Valderrivas. Trabajó con una Sinar de gran formato y en ocasiones con una Pentax 67, cámaras profesionales para fotografía industrial, paisajística y arquitectónica.

Durante cerca de tres años, desde el verano de 1998 hasta septiembre de 2000, fue todas las semanas a Vicálvaro a hacer fotos del desmantelamiento de la fábrica y la desaparición de su cantera. Y continuó unos meses más, hasta principios de 2001, para documentar el desarrollo de la zona residencial, cerca de 6000 viviendas en una primera fase. De aquella experiencia, “aparte de trabajar en algo que adoro” -dice-, se queda con haber podido conocer a la gente de Vicálvaro y compartir la transformación de Valderrivas.

“Hice muchos amigos”, cuenta. “Entre ellos, Valentín González de Vicus Albus”, la asociación que lleva desde 1982 recuperando la historia de Vicálvaro. De aquella amistad, que hoy perdura, surge la idea de montar la exposición Proyecto Valderrivas: 1998/2001, que acoge el Centro Social Polivalente del distrito en septiembre. Tienen el deseo de “mostrar a la gente más joven el Proyecto Valderrivas y la fábrica que existía allí, ahora que se cumplen los 20 años de su desaparición”.

Robert Royal explica que lo más complicado de este tipo de trabajos es lograr que la cámara esté situada en el sitio adecuado cuando ocurre algo importante y vistoso. “Tuvimos que ir tres días seguidos para documentar la caída de la última chimenea y, por fin, captar el momento ya por la noche”. También fue testigo Valentín González, que recuerda que el derribo de la icónica chimenea de 90 metros de altura fue un proceso complejo.

Las fotografías favoritas de Robert Royal son las de la urbanización prácticamente terminada, que hizo en los primeros meses de 2001. “Es como llegar a la meta después de una larga carrera”, asegura.

Proyecto Valderrivas. La exposición

El Centro Social Polivalente de Vicálvaro -en la plaza de las Mujeres (Avenida Real 12)- acoge del 11 al 24 de septiembre la exposición de fotografía Proyecto Valderrivas: 1998/2001, en horario de 10 h a 14 h y de 17 h a 20.30 h. Está organizada por Vicus Albus y la Asociación de Corresponsales de Prensa Extranjera (ACPE) con el apoyo de la Junta Municipal de Vicálvaro. Una muestra de 30 fotografías de Robert Royal que hablan del paisaje industrial de Vicálvaro, de la fábrica de Cementos Portland Valderrivas, desaparecida ahora hace veinte años, y del nacimiento de un nuevo barrio.

Junto con Valdebernardo y El Cañaveral, Valderrivas fue reconocido como barrio de Madrid el pasado 31 de octubre de 2017. Aunque sigue existiendo cierta confusión, la grafía correcta de Valderrivas es con dos uves. “En el Museo de Vicálvaro tenemos tres libros fundacionales de la cementera donde está escrito así”, remarca Valentín González. Desde Vicus Albus ya están pensando en preparar una exposición de la historia de la fábrica Portland Valderrivas desde su llegada en los años 20 a Vicálvaro.