Si hay una cita que los niños y niñas no se pueden perder en los campamentos urbanos es la piscina. Por eso en la Escuela Abierta de Verano del Proyecto de Intervención Comunitaria Intercultural (ICI) de Cañada Real no podía faltar un día de chapuzones en la piscina del Centro Deportivo Municipal Vicálvaro. Sobran las palabras. ¡Se lo pasaron bomba!

Bajo el paraguas del lema Convivencia en armonía, la Escuela Abierta de Verano ofrece un hilo conductor comunitario que apoya los campamentos urbanos que vienen desarrollando las entidades que intervienen en Cañada Real.

Pasárselo bien “haciendo piña” es la mejor manera de aprender a vivir y a convivir. Los buenos momentos son recuerdos que te quedan en el disco duro de la memoria y que más adelante aparecerán como una película. Aquel verano que estuve muy cerca de los delfines, que entendí qué son los efectos especiales y la técnica del croma en cine o mi  primer viaje en teleférico… Y que te enseñen a tocar el darbuka es sin duda el camino más fácil, no para aprender el nombre de este tambor de copa -que también-, sino para conocer la música de la cultura árabe.

Fiesta multicultural en La Casita del Pueblo

Y es que el primer día de la Escuela Abierta de Verano de Cañada Real, el 26 de junio, arrancó con la celebración de la fiesta fin de Ramadán, Eid al Fitr. Los niños y niñas de los campamentos asistentes tuvieron taller de repostería marroquí y de música de percusión con darbuka. ¿Hay mejor manera de vivir la diversidad cultural?

Fue en la Casita del Pueblo, espacio autogestionado de encuentro vecinal del Sector 5 de Cañada (Vicálvaro). Como maestros de ceremonia de la inauguración estuvieron los comisionados para Cañada Real del Ayuntamiento de Madrid, Pedro Navarrete, y de la Comunidad de Madrid, José Antonio Martínez Páramo.

 

En equipo se consiguen más cosas

El objetivo del Proyecto ICI en la Cañada Real de Madrid es favorecer la convivencia intercultural en un entorno donde hay una gran diversidad cultural y diferencia socioeconómica para ganar en cohesión social. Y hacerlo en equipo con ciudadanía, entidades sociales y administraciones para conseguir más cosas.

El Proyecto ICI está impulsado por Obra Social la Caixa en colaboración con la Comunidad de Madrid y el Ayuntamiento, y gestionado por Accem y Fundación Secretariado Gitano.

Escuela de vida

La III Escuela Abierta de Verano de Cañada Real ha sido un no parar de actividades dando apoyo cada día a uno o dos campamentos urbanos. Las asignaturas del curso se convierten aquí, para los niños y niñas, en retos y entretenimiento en equipo.

 

Naturaleza y respeto a los animales se aprende yendo al Zoo de Madrid a ver a los delfines o con una vista de pájaro de la Casa de Campo desde el teleférico. El arte se entiende jugando en el Museo Thyssen, o en un taller de cine en CaixaForum o pintando un graffiti colectivo gigante. Y para sensibilizar por el respeto al medioambiente, juegos de reciclaje o plantar semillas con tus manos.

Tampoco faltan las actividades para motivar a niñas y niños a seguir hábitos saludables en alimentación, las claves de un buen cepillado de dientes o incluso la filosofía de vida del ‘mindfulness’ (atención consciente) para la salud. Las habilidades sociales están presentes en todo el programa de la Escuela Abierta de Verano porque niñas y niños se relacionan y juegan estos días en armonía.

En Vicálvaro, en el CEIP Severo Ochoa tiene lugar desde hace años un campamento urbano durante julio que reúne a 80 niñas y niños de la Cañada. Es fruto del convenio de Cruz Roja Madrid y el Área de Equidad, Derechos Sociales y Empleo del Ayuntamiento de Madrid, con el apoyo de la Junta Municipal del Distrito de Vicálvaro. De lunes a viernes, comparten desayuno, actividades, juegos y comida, para regresar a casa a primera hora de la tarde.

La Escuela Abierta de Verano se ha unido al campamento este martes con un programa de juegos colaborativos de búsqueda de tesoros y sensibilización para trabajar la sostenibilidad: Reducir, Reciclar y Reutilizar. ¡Y no han faltado los juegos de agua!

Con ganas de más

La III Edición de la Escuela Abierta de Verano suma diez días del 26 de junio al 7 de julio, con jornadas intensas en actividad y emociones en las que han participado 400 niñas y niños de la Cañada, de entre 3 y 15 años.

Cuando las cosas se disfrutan, es como en vacaciones, que según se acerca el final, ya estás planeando las siguientes. Esto también les ha pasado al equipo ICI de Cañada Real, que ya está “pensando en cosas nuevas para hacer el próximo verano como el Museo del Vidrio de Alcorcón, ruta por huertos urbanos de las familias participantes, y arte urbano en más fachadas de los diferentes sectores de Cañada Real”. Pero esto ya será otra historia.