Las falsificaciones suponen unas pérdidas vinculadas a esta industria, cada año, de 6766 millones de euros y de 53 467 empleos. El comercio de Madrid pierde anualmente 157 millones de euros por las falsificaciones, que suponen un fraude de 13 270 millones de euros en el conjunto de la Unión Europea.

La nueva corporación municipal tiene claro que combatiendo la venta ilegal se combate a las mafias que se lucran explotando a los vendedores, y ha fijado como uno de los objetivos de la Policía Municipal la lucha contra estas mafias.

De ahí la puesta en marcha, en septiembre, de un Plan de Acción Preferente sobre la venta ambulante ilegal en el distrito Centro (donde se concentra la mayoría de esta venta y ante su incremento) y la aprobación de una Instrucción para una clara actuación por parte de los agentes, dado que está prohibida en la ciudad la venta ambulante fuera de los lugares y fechas autorizados.

Por ello, cuando cualquier policía municipal observe en algún punto de la ciudad que se están produciendo estas ventas ha de proceder a intervenir de forma inmediata.

Se quieren corregir así situaciones de ocupación de la vía pública que dificultan el tránsito peatonal; la competencia desleal y el perjuicio económico en los comerciantes que crean empleo y pagan sus impuestos; y dar respuesta a las quejas vecinales de los barrios que sufren estas ventas y al incumplimiento de la Ley de Propiedad Industrial e Intelectual. Estas ventas ilegales suponen un perjuicio a nivel de salud pública, económico y de seguridad ciudadana.

Además, el nuevo equipo de gobierno ha iniciado, desde comienzos de verano, un plan de choque para mejorar la seguridad en el distrito Centro de la capital, destinando casi 100 agentes en prácticas de la Policía Municipal.

El barrio de Lavapiés cuenta con su propio plan especial de choque para mejorar la seguridad, continuidad del anterior, y que implica un patrullaje permanente. También la novedad de que contará con presencia permanente de las Unidades de Apoyo a la Seguridad (UAS) de la Policía Municipal.

Fruto de estas iniciativas, el éxito de diferentes golpes de la Policía Municipal de Madrid a la distribución de artículos falsificados en el barrio de Lavapiés: solo en una semana se detuvo a cinco personas en tres operaciones diferentes, interviniendo más de 8300 artículos falsificados de marcas como Louis Vuitton, Gucci, Adidas, Cartier, Bulgari o Tous, además de material deportivo falso de los principales equipos de las ligas de fútbol española e inglesa.