El delegado del Área de Salud, Seguridad y Emergencias, Javier Barbero, acompañado del concejal del distrito de Fuencarral-El Pardo, Guillermo Zapata y la directora del Instituto Municipal de Consumo (IMC), Carmen Rebollo, junto con representantes de los movimientos sociales y vecinales, asistieron el martes 11 de diciembre a la presentación, en el centro comunitario Guatemala de Fuencarral-El Pardo, de los tres nuevos Espacios de Consumo Sostenible (ECS), dependientes del IMC y que tendrán sede en  los distritos de Centro, Fuencarral-El Pardo y Moratalaz.

Los tres espacios funcionan con un modelo de cogestión y su actuación coincide con las siguientes temáticas fijadas en el Plan de Impulso al Consumo Sostenible 2016-2019 (PICS): alimentación; energía, movilidad y residuos; finanzas y seguros éticos; ocio, turismo y cultura; y otros bienes de consumo.

Las primeras actividades del ECS de Moratalaz

Nerea Ramírez es una de las personas encargadas de la gestión del ECS de Moratalaz, instalado en el Espacio Sociocultural La Salamandra, en la calle Encomienda de Palacios, 52. “Aunque acaba de presentarse oficialmente, las actuaciones del ECS – dice Nerea – comenzaron por el mes de octubre, con actividades como la campaña informativa Quieres formar parte del nuevo grupo de consumo, la exposición Consume hasta morir, en la que se relaciona el reciclaje y la cultura, abierta al público en su sede de La Salamandra y se ha reabierto La tienda gratis. Para hoy, 13 de diciembre, hemos programado el taller relacionado con la pobreza energética Saber entender nuestra factura energética, en el Centro Cultural  El Torito”.

Impulso de un grupo de consumo

El ECS está trabajando sobre todo con las tareas relacionadas con la alimentación, impulsando la creación de un grupo de consumo en Moratalaz. “En el Espacio – dice Nerea – nos hemos dado cuenta de que existe una demanda bastante importante en este sentido, así que hemos puesto en marcha una campaña dinamizadora, reuniéndonos con personas interesadas y con organizaciones, como el colectivo Alfaz Medio Ambiente Moratalaz”. “Precisamente los ECS estamos para promocionar las iniciativas ciudadanas”, añade.

Se ha formado un grupo de consumo de 15 personas que han acordado comprar unas cesas de frutas y verduras a productores ecológicos y próximos, que entregarán las cestas semanalmente en la sede del ECS. “La idea – comenta Nerea – es que se vaya consolidando el grupo, hay más de 40 personas interesadas, ampliándose la cesta a otros productos, como la carne y  el pan. Incluso se puede extender la compra a la industria textil y la papelería”.

Los beneficios del consumo sostenible

Con este sistema de grupos de consumo se benefician los consumidores y los productores, puesto que se reduce el transporte al seleccionarse los productores más próximos, el consumo energético y la salud de los consumidores se mejora al adquirir productos alimenticios que no utilizan pesticidas ni otros productos tóxicos.

Otro beneficio no menos importante es que la compra resulta más económica, ya que se reducen los costes de producción. “Tratamos de montar acciones de consumo sostenible que sirvan de verdad para satisfacer las necesidades de autoconsumo”, concluye Nerea.

Mapeo del pequeño comercio del distrito

El Espacio de Consumo Sostenible de Moratalaz se ha puesto en contacto con la Mesa de Medio Ambiente del Foro Local para hablar sobre la posibilidad de hacer un mapeo de los comercios del barrio, partiendo de la premisa: ¿qué comercios ayudan a hacer más sostenible Moratalaz?, elaborando un listado de criterios que permita conocer a los consumidores aspectos, como por ejemplo si una panadería utiliza harina ecológica.

Propuestas dinamizadoras desde y para el nuevo Centro de Consumo Sostenible de Moratalaz.