(Imagen: Rosa Parks, de Fugitive Savant)

 

La activista Rosa Parks se negó un día a ceder su asiento de autobús a un hombre blanco y desencadenó un amplio movimiento social por los derechos civiles en Estados Unidos. La geóloga Marie Tharp descubrió al mundo los fondos oceánicos con sus mapas, pese al escepticismo inicial de sus compañeros, y demostró el desplazamiento de los continentes a lo largo de la historia. Mercedes Gaibrois fue la primera mujer en la Real Academia de Historia. Reúnen méritos suficientes para ser recordadas, como lo merecen la periodista Concha García Campoy, la escritora Ana María Matute y todas las mujeres representadas en el día 8 de marzo.

Por eso el Pleno de la Junta Municipal de Latina ha acordado esta semana renombrar en femenino varias calles del distrito. Cinco mujeres que son un referente por su contribución a la historia moderna, con trayectorias vitales que transmiten valores positivos para la ciudadanía y que merecen ser recordadas en el callejero del distrito, donde los nombres de hombres son todavía inmensa mayoría. La propuesta se completa con la calle del Ocho de Marzo, fecha en la que se celebra el Día Internacional de la Mujer, que quiere ser un reconocimiento en el callejero madrileño a la reivindicación de las mujeres por la igualdad.

Tras la aprobación inicial se dará inicio al procedimiento de cambio de denominación de los viales dando cumplimiento a la Ordenanza Reguladora de la Denominación y Rotulación de Vías del Ayuntamiento de Madrid.

Visibilizar la memoria de las mujeres

 

Concha García Campoy (1958-2013). Periodista. Desarrolló una exitosa carrera en radio y televisión, referente del periodismo serio y elegante. Tras una primera etapa en RTVE, continuó en diferentes medios alternando radio y televisión. Fue portavoz de la Academia de las Ciencias y las Artes de la Televisión, y hasta 2012 dirigió y presentó informativos matinales. Recibió el Premio Ondas, el Micrófono de Oro y varias Antenas de Oro, y se le otorgó el Premio Nacional de Televisión en 2013, a título póstumo, en reconocimiento “de la significación pionera de su trayectoria profesional, así como la excelencia y amplia repercusión de su trabajo”.

Ana María Matute (1925-2014). Escritora. Su obra literaria, una de las más relevantes del siglo XX, destaca en novela, relatos cortos y cuentos infantiles, y ha sido traducida a varios idiomas. Matute fue elegida miembro de la Real Academia Española en 1996 -la tercera mujer en ingresar en 300 años- y cuenta con grandes reconocimientos como el Premio Nacional de Literatura (1959), el Premio Nacional de Literatura Infantil y Juvenil (1984), el Premio Nacional de las Letras Españolas (2007) y el Premio Cervantes (2010). Formó parte de la generación de los “jóvenes asombrados”, que reflejaban en sus obras la situación de la Guerra Civil en su infancia.

Marie Tharp (1920-2006). Cartógrafa y geóloga. Célebre por realizar el primer mapa científico de todo el suelo oceánico, el trabajo de esta estadounidense fue revolucionario además porque reveló la existencia de la dorsal Medio Atlántica, una cadena montañosa de origen volcánico, que permitió demostrar la teoría de las placas tectónicas oceánicas y el desplazamiento de los continentes. Su calle se situará donde se localiza el Centro Geográfico del Ejército, en el barrio de Campamento.

Rosa Parks (1913-2005). Activista social. Es considerada una figura icono del movimiento por los derechos civiles. Su negativa a ceder su asiento de autobús a un hombre blanco fue el detonante en 1955 del movimiento social afroamericano que desembocaría en la eliminación de la segregación racial en Estados Unidos, que no permitía compartir espacios públicos a personas negras con blancas. Rosa Parks recibió la Medalla de Oro del Congreso de los Estados Unidos en 1999, máxima distinción cívica.

Mercedes Gaibrois (1891-1960). Medievalista. Esta gran historiadora es un referente de la historia medievalista en España. Recibió muchos reconocimientos por su laborioso trabajo de investigación especializado en personajes ilustres de la Edad Media, una obra de tres volúmenes que fue su pasaporte para en 1935 convertirse en la primera mujer miembro de la Real Academia de la Historia. Es considerada precursora de dos tendencias historiográficas: la Historia de las Mujeres, por sus trabajos sobre personajes femeninos medievales como María de Molina, y la Historia de Género, por su obra sobre las mujeres en la conquista de América.