Todos los madrileños y madrileñas sentimos como nuestras las fiestas en honor a nuestro patrón San Isidro, pero para los carabancheleros y carabancheleras mayo es el mes de nuestra pradera, de nuestra merienda con amigos y de echar un bailecito, a ser posible un chotis, y decidir entre las rosquillas del Santo, las famosas “listas” o “tontas” o las llamadas de “Santa Clara”, toda una delicia culinaria para los más golosos.

Las fiestas más “chulas” de  Madrid arrancan con la tradición popular de bendición del agua de San Isidro, que en esta ocasión tuvo lugar este sábado día 6 en el Jardín de la “fuente milagrosa”, a las ocho de la tarde, con la presencia de la Concejala Presidenta del distrito de Carabanchel, Esther Gómez, en un acto que presidió el Presidente de la Archicofradía de San Isidro, Manuel Gullón, y que contó con la cantante Mª Pepa de Chamberí, castiza y embajadora del folklore de nuestra ciudad, como madrina de la bendición.

 

Se trata de una tradición que da inicio a las fiestas del patrón en la pradera, cuyo origen muchos desconocen y la sabiduría popular atribuye a uno de los milagros de San Isidro, que habría creado este pozo para calmar la sed de su amo, Iván de Vargas, durante una calurosa tarde de verano. Dicen que el manantial o pozo surgió de forma espontánea al clavar San Isidro su vara en el suelo. Se dice también que estas aguas curaron al hijo de la reina, el futuro rey Felipe II y otros que fue la madre en realidad, mujer de Carlos V, quien acudió para recobrar la salud. La romería que hoy continúa, consistía en beber agua “milagrosa”, para después compartir la jornada en la pradera en familia o con amigos.

Cuenta la leyenda que un día de verano, Vargas solicitó a Isidro agua porque tenía sed y él se arrodilló y dijo “Cuando Dios quería, aquí agua había” y entonces brotó agua fresca. La fuente, pozo o manantial dataría del siglo XII, fecha en la que ya se hablaba de sus aguas, tradición que hoy en día atrae a cientos de madrileños que soportan, muchas veces, colas interminables para acceder a la fuente.  Esta fuente , en las proximidades de la Ermita de San Isidro, en el Paseo de la Ermita del Santo, número 72.

Si quieres conocer todo lo que hay preparado para San Isidro puedes consultar la programación completa aquí.