Las hojas de los árboles se tiñen de amarillos, naranjas y marrones, las lluvias son más frecuentes y el frío se hace cada día más intenso. Son los signos inequívocos de que el otoño está en su máximo esplendor y para celebrarlo llegan al distrito dos payasos científicos, un genio de la magia, las embajadoras cantantes de un mundo singular y un equilibrista desequilibrado. ¿Quieres conocerlos?

Leer más