El distrito hace balance tras dos años de gobierno y trabajo en temas como la lucha contra las violencias machistas y la paralización de grandes operaciones especulativas inmobiliarias.

Uno de los objetivos principales ha sido parar y revertir el proyecto de privatización y demolición del Mercado de Frutas y Verduras de Legazpi, conservando un edificio emblemático para la ciudad, y generado un nuevo gran espacio público con dotaciones para los vecinos y vecinas, entre las que se encuentran la plataforma Eva Arganzuela con talleres y actividades colaborativas.

También se ha abierto un Espacio de Igualdad donde aprender y enseñar sobre igualdad y cultura, recordando además la figura de una vecina luchadora antifranquista y feminista, Juana Doña,  que encarna el compromiso por integrar en las políticas públicas la agenda feminista, como las recientes campañas ‘No es No’ por unas fiestas libres de violencias machistas o la de “Barrios por los Buenos Tratos” que ha reivindicado buenas prácticas en todos los ámbitos sociales.

Con partida al Fondo de Reequilibrio Territorial,se está llevando a cabo el Plan de intervención socio-residencial en Chopera, con talleres de jardinería y viveros, dinamización comunitaria y programación y desarrollo de actividades culturales. Todos con participación de vecinos y vecinas del distrito, con repercusión en el propio barrio y con una inversión de 673.000 euros que priorizan la inversión social.

Cultura elegida por el barrio

En el campo de la cultura se ha aprobado la encomienda del distrito a Madrid Destino con el ‘Programa Mirador’ que  aumenta la coherencia de la programación de los centros culturales y las políticas culturales de ciudad y facilita la participación ciudadana en el diseño de la programación cultural. Este otoño ha sido su estreno con la primera programación entre las que destaca teatro, talleres, actividades infantiles y un amplio abanico de posibilidades: desde una gira de corales por templos del distrito hasta servicio de ludotecas para los peques estas fiestas.

Y relacionado con la educación también destaca que Arganzuela contará con una nueva escuela infantil a partir del próximo curso y este año se han finalizado varias obras de remodelación y adecuación de centros con mejoras de sus edificios e instalaciones, como el Ceip Miguel de Unamuno (43.000 euros), el Tirso de Molina (114.500 euros), Ceip Tomás Bretón (84.600 euros) o las obras de mejora energética de la Escuela de Música Almudena Cano.

Infraestructuras e instalaciones deportivas mejoradas

Durante este periodo, también se ha aprobado la construcción de un poliderpotivo en Legazpi por valor de 300.000 € y con piscina cubierta para que se pueda usar también en verano, pasando por las obras de mantenimiento de instalaciones deportivas como la Ramírez de Prado o la renovación del césped del campo de fútbol del Samaranch, y una inversión de 575.000 € en mejoras de patios, aseos e infraestructuras generales.

En estos días se están finalizando además las obras en las cubiertas y drenajes de instalaciones deportivas del distrito como la nueva iluminación de La Fundi y varias de sus dependencias como las pistas de tenis y los trabajos de eficiencia energética del Centro Dotacional Intgerado -CDI-. En cuanto a los grandes espacios del distrito, las nuevas rampas de acceso al Anfiteatro del Parque Tierno Galván y remodelación de gradas podrán verse pronto junto con la reforma del Centro de BMX Arganzuela, junto a Madrid Rio, que abre sus rampas y curvas con nuevos sistemas de drenaje, riego en la pradera, nuevas gradas y contención de taludes para garantizar la seguridad.

Ya dentro de los presupuestos participativos, algunas de las propuestas que los vecinos y vecinas del distrito eligieron en 2017 a las que se ha destinado más de un millón de euros y que ya están en marcha incluyen la instalación de un huerto urbano en el CDM Marqués de Samaranch o la creación de espacios para estudio y lectura en Arganzuela.

Arganzuela, un distrito sostenible

Para mejorar la habitabilidad de los barrios, están previstos proyectos de huertos urbanos (polideportivo Samaranch, Mercado Legazpi, Matadero). Junto con la puesta en marcha del Plan A de Calidad del Aire,  se ha emprendido la renaturalización del Manzanares, con un presupuesto de 1,2 millones de euros y, tras un año de apertura de las esclusas, el río fluye lleno de flora y fauna nuevas.

Otro aspecto final a destacar ha sido el proceso conocido como ‘Operación Mahou Calderón’ con la convocatoria de dos audiencias públicas que han permitido consensuar una modificación puntual, asegurando el porcentaje de vivienda pública establecido por ley, los equipamientos públicos necesarios, zonas verdes y un paisaje urbano respetuoso con el entorno.

Y finalmente, el estudio de Pedro Bosch lanzado de manera conjunta con el distrito de Retiro es también uno de los ejemplos más recientes de colaboración entre vecinos, juntas de distrito y áreas para repensar la ciudad y nuestras formas de movernos por ella. A través de distintos talleres con personal técnico del ayuntamiento y participación de las vecinas del barrio, se han acordado una serie de actuaciones para esta infraestructura que prevén la futura creación de un “eje cívico” que una el parque de El Retiro con el de Tierno Galván. Mientras se van tramitando dichas intervenciones, se han ampliado ya aceras y se ha aumentado la altura de las barandillas de los pasos con el fin de dar respuesta a los “graves problemas” de seguridad y accesibilidad que presenta este puente.