Desde este verano, las personas que habitan en el barrio de Saconia de Antonio Machado, en el distrito de Moncloa-Aravaca, cuentan con dos nuevos espacios en los que poder practicar deporte.

Ha sido gracias al proyecto “Canchas baloncesto barrio Saconia” propuesto por una vecina en los presupuestos participativos de 2016, que solicitó la mejora de unas canchas deportivas de baloncesto entre las calles Valderrodrigo y Valdesangil.

Detalle de una de las canastas colocadas en la cancha de baloncesto de Saconia.
Detalle de una de las canastas. Foto: CC Decide Madrid

Este verano se acabaron las obras por las que se ha arreglado el pavimento, se han instalado canastas y porterías y se han puesto cerramientos, entre otros.

El proyecto, tasado con 7.000 euros, fue ampliado según ha informado la Junta Municipal de Distrito de Moncloa-Aravaca, quien proyectó una obra de mayor envergadura y actuó no solo sobre la cancha de baloncesto, sino también en la contigua de fútbol.

Así surgió la propuesta de la cancha de baloncesto

La proponente, Cristina, ha explicado a Decide Madrid que a su hija le gusta mucho jugar al baloncesto, y al no haber canchas en el barrio, tenían que ir a otra zona en coche.

“Cuando me enteré de la primera convocatoria de presupuestos participativos, fue lo primero que pensé proponer”, explica Cristina, quien comenta que los vecinos jugaban en esos espacios con canastas móviles que bajaban de casa.

Balón en los espacios deportivos de Saconia.
Balón en los espacios deportivos de Saconia. Foto CC Decide Madrid

Esta vecina de Moncloa-Aravaca difundió el proyecto en sus redes sociales, recibió apoyo de otro colectivo, que también lo publicitó y resultó ser el segundo más apoyado del distrito con 302 votos.

Ahora, por las tardes y los fines de semana, las canchas se llenan de chavales que juegan cómodamente en los espacios recuperados. Asimismo, al no estar a pie de carretera, es una zona segura y los niños y niñas pueden bajar solos a jugar.

Cristina, quien ha afirmado participar en los distintos procesos de Decide Madrid, se plantea proponer la creación de una biblioteca para el barrio en los próximos presupuestos participativos. “Ahora tenemos solo una sala de lectura y nos toca coger el coche para ir a la más cercana”, ha concluido.