En la votación ciudadana de Madrid, que se celebra entre el 13 y el 19 de febrero, vamos a votar las dos primeras propuestas hechas desde la ciudadanía que han conseguido 27.000 apoyos, es decir, el 1% del censo, en la web de Decide Madrid.

Se trata de “Madrid 100% Sostenible”, un compendio de medidas de sostenibilidad energética y de movilidad para que las aplique el Ayuntamiento y “Billete único para el transporte público“, que propone la aprobación de un billete para cambiar de medio de transporte sin coste adicional. El sábado 4 de febrero, Julio Campo, de Alianza por el Clima y Adrián Fernández, de ecomovilidad.net, acudieron a Medialab-Prado para explicar ambas propuestas.

Madrid 100% sostenible

Campo explicó que “Madrid 100% Sostenible” es una “propuesta de propuestas” que parte de muchas organizaciones ecologistas, consumidores, cooperación al desarrollo, etc. reunidas en la plataforma Alianza por el Clima. Propone que el Ayuntamiento lleve a cabo medidas como la tramitación del bono social para las personas que sufren pobreza energética; sustituir el parque móvil de transporte público y los vehículos municipales por vehículos eléctricos o que el consistorio contrate la energía eléctrica con garantía de origen 100% renovable, entre otros planteamientos.

“Todo lo que se refiere a eficiencia energética produce ahorros, como en la factura de energía de los edificios. La partida electricidad y gas es muy importante dentro de una administración municipal. Cuanto más se pueda abaratar, mejor”, sostuvo Julio Campo, quien defendió que “sustituir vehículos de combustión a vehículos eléctricos tiene un coste, pero tiene amortización rápida si se usa mucho”.

El miembro de Alianza por el Clima manifestó que la propuesta “Madrid 100% Sostenible” está llena de cuestiones intangibles, por lo que instan a sopesar el beneficio que, a su juicio, es “inmediato para la salud y para el ahorro”.

Billete intermodal

“Billete único para el transporte público” es la otra propuesta que planteó una ciudadana en Decide Madrid y que se votará en los próximos días. Su contenido es sencillo: poder cambiar de medio de transporte público sin pagar más, en un periodo amplio de tiempo.

Adrián Fernández, miembro de ecomovilidad.net, relató que esta propuesta de tener un único billete de 10 viajes para poder usar metro, bus y cercanías sin pagar más, es una reclamación de la ciudadanía desde hace varios años. Fernández, quien afirmó que la mayoría de capitales europeas tiene billete intermodal, subrayó el caso de Barcelona, donde su tarjeta de 10 viajes integra 6 modos de transporte por 9,95 euros.

El representante de Ecomovilidad aclaró que una tarjeta de 10 viajes intermodal en Madrid complementaría y no sería un sustitutivo del resto de opciones que existen, como el abono transportes (rentable, dijo, para aquellas personas que hacen entre 40 y 50 viajes al mes).

Sobre si la creación de este nuevo billete representaría un coste para el sistema, Fernández relató que se calcula que supondría una pérdida neta en los ingresos del Consorcio de Transportes de Madrid de alrededor de 2 millones de euros al año, mientras que “el abono joven supone una pérdida de 100 millones de euros al año”. De existir la nueva tarjeta intermodal, sostuvo Fernández, cree que se incrementaría el número de usuarios del transporte: “En Barcelona el número de viajeros se incrementó el 7% el primer año de existir el billete intermodal”, remató.