El 17 de agosto, el diaro ABC publica la noticia “Nacho Murgui adjudica al centro social que él creó y al 15-M un proyecto de 187.000 euros”, en la que se asegura que:

La Junta Municipal de Retiro tiene consignada una partida de 187.000 euros para el llamado Pacífico Puente Abierto, un proyecto adjudicado por el concejal del distrito y segundo teniente de alcalde de Madrid, Nacho Murgui. Se da la circunstancia de que la cooperativa que llevará a cabo la iniciativa está conformada, entre otros colectivos, por el centro social Seco (creado por el concejal en diciembre de 1991); Acción Poética Retiro, un grupo inserto en el 15-M y bajo el paraguas de la anterior entidad mencionada; y la Asociación de Vecinos Los Pinos Retiro Sur, que presidía Murgui hasta llegar a Cibeles en junio de 2015.

La información se refiere a un contrato redactado por Junta Municipal de Retiro denominado “Actuación Integral y Redacción de un Proyecto de Ejecución de Acondicionamiento y Mejora en la Instalación Deportiva Básica Cocheras”. El objeto del contrato es dinamizar un proceso de participación ciudadana de amplio alcance, valorar las necesidades y problemas detectados en este, formular un documento que recoja las conclusiones y redactar un proyecto técnico. La adjudicación ha sido otorgada a través de un contrato menor de 16.500€ más IVA a una entidad denominada Equipo Efímeras. Los criterios que se han valorado para la elección son: propuesta técnica, conocimiento social del barrio y diagnóstico y precio.

Ninguna empresa ni colectivo o asociación ha sido adjudicataria de ningún contrato por valor de 187.000€: este es el total del presupuesto para todo el proyecto, del que se desglosan los 16.500 euros adjudicados y cuyo resto irá destinado a las obras o acondicionamiento del espacio en función de las conclusiones del proceso señalado. Estas obras serán llevadas a cabo por otra empresa, siguiendo el proceso reglamentado acorde a la legalidad.

Las asociaciones que señala el artículo del ABC no se han presentado al concurso ni han sido adjudicatarias de ningún contrato. Están presentes, eso sí, en el proceso participativo en el Distrito de Retiro junto con el resto de colectivos, asociaciones o personas del barrio que así lo deseen, pues es un proceso abierto a toda la ciudadanía.

En otro artículo publicado el 18 de agosto por el diario ABC se asegura que:

Si el Consistorio quiere que el espacio sea gestionado por entidades ajenas a la Administración, está obligado por ley a sacar a concurso el proyecto, algo que todavía no ha hecho a pesar de anunciarlo y hablar incluso de los plazos de ejecución.

Esta afirmación también es errónea: no va a haber una gestión externa del espacio, se va a tratar de una instalación de acceso libre y gratuita. Las diferentes asociaciones y colectivos van a aportar su experiencia, demandas y propuestas a través de un proceso participativo que determinará los usos a implantar, y en todo caso se podrán hacer propuestas de como organizar el uso de las instalaciones (un calendario y horario consensuado entre los usuarios del espacio).